Messi emergió desde la banca con doblete en triunfo de Barcelona

Los culés empataban a uno sin Leo y acabaron con goleada espectacular sobre Betis.

ÁLVARO CRUZ SANTIBÁÑEZ
logo

Barcelona inició sin Leo Messi el partido, quien fue sentado por Ronald Koeman para dar entrada a Dembelé , sin embargo, Leo emergió desde el banquillo en el segundo tiempo para marcar doblete, poner asistencia y encaminar la goleada 5-2 sobre Betis que rompe con tres duelos consecutivos sin ganar en LaLiga.

Fue al minuto 22 cuando vino una contra de Barcelona que orquestó De Jong, el neerlandés cedió para Griezmann quien habilitó por izquierda a un Dembelé que controló con su pierna derecha, orientó hacia el centro y metió un zapatazo a la red que puso en ventaja a su equipo.

Muchas desatenciones llegaron por parte de Barcelona, sobretodo las fallas de Griezmann cerca de la portería, cuyos tiros pasaban por un lado. Para acrecentar el porcentaje de Antoine, vino un penal que le detuvo Claudio Bravo. Tras la pifia y en el último segundo del prime tiempo, una contra del
Betis acabó con disparo a quemarropa de Sanabria que Ter Stegen no pudo atajar.

Con el empate en el marcador entró Messi para arreglar las cosas y con dos minutos en el campo tuvo una buena conducción por izquierda, dejó sembrados rivales y cedió la pelota a Griezmann para que la empujara y metiera el segundo gol del partido. El francés sacudió la malaria que lo aquejó en la primera parte.

Koeman no reprocha actitud de Messi

Luego vino el deslave de creatividad para un Barcelona que se fue encima de los béticos hasta asfixiarlos. Así llegó un disparo que Mandi evitó con el brazo su incursión a la portería; el árbitro marcó penal tras revisar en el VAR y Messi cobró espectacular para incrementar el marcador.

A pesar de tener el dominio del partido, Barcelona tuvo uno de sus errores habituales en defensa, al perder un balón por el costado derecho, Betis desplegó en la transición y Loren Morón, quien acaba de entrar, pegó un cambio de ritmo brutal en el área que dejó parado a Piqué y solo tuvo que rematar fuerte para acortar distancias en el marcador.

A pesar de la presión otra vez apareció la genialidad de Messi, quien combinó con Martin Braithwaite en una pared sensacional en la que el danés habilitó de tacón al argentino dentro del área y Leo ante Claudio Bravo definió excelso para poner el cuarto tanto en el marcador. Para cerrar la cuenta llegó el primer tanto de Pedri con la camiseta blaugrana en LaLiga, tras recibir un centro y cerrar la pinza solo a segundo poste.