Getafe 1-1 Celta: resultado, goles y resumen

Con Néstor Araujo en la cancha, la escuadra gallega ve frenada racha de victorias consecutivas.

TUDN Y EFE
logo

Un gol del uruguayo Damián Suárez propició el empate entre del Getafe y frenó al Celta, que estancó su excelente racha desde la llegada del técnico argentino Eduardo Coudet, que había ganado todos los partidos en el banquillo vigués.

El defensa mexicano Néstor Araujo disputó todo el encuentro y vio una tarjeta amarilla.

José Bordalás modificó su esquema táctico para sorprender al Celta, que llegó al Coliseum en racha tras encadenar cuatro victorias consecutivas. Para hacerle frente, el técnico alicantino, en vez de jugar con dos delanteros como habitualmente lo venía haciendo, pasó a un único punta, el turco Enes Unal, con una línea por detrás de cuatro y un pivote solo con la entrada en el once de David Timor.

Ese esquema descolocó de inicio al Celta, que a los seis minutos vio como el uruguayo Damián Suárez recogió un balón en la frontal, con un caño se marchó de Denis Suárez y con un derechazo lanzó un disparo a la escuadra derecha de Rubén Blanco.

Ese gol cortó en 352 minutos la racha sin encajar gol del equipo gallego, que poco después logró la igualada en el marcador. Damián Suárez cometió penalti sobre su compatriota Lucas Olaza y Iago Aspas, desde los once metros, marcó el empate, aunque su disparo lo adivinó Rubén Yáñez, que tocó el balón aunque no pudo atajarlo.

Esa igualdad del marcador es la que se reflejó sobre el césped, ya que ni uno ni otro equipo logró imponer su dominio sobre el otro, aunque el Celta contó con la ventaja de tener en la medular al peruano Renato Tapia, que cortó todo lo que se le vino encima y como recuperador fue el gran activo del conjunto gallego.

A Bordalás no le debió gustar lo que estaba viendo de su equipo y, a los 56 minutos, cambió radicalmente su esquema para efectuar un triple cambio dando entrada a dos delanteros, Jaime Mata y Ángel Rodríguez, y el joven centrocampista John Patrick.

Con ellos el Getafe mostró otro aire aunque el Celta, poco a poco, se fue haciendo más dueño del esférico siempre buscando a Iago Aspas y Nolito, los dos jugadores que en más apuros pusieron a la zaga azulona, que tuvo que esforzarse para no verse sorprendida.

En los minutos finales tanto Getafe como Celta se mostraron incapaces de inquietar la portería rival y el partido languideció sin oportunidades claras de gol.

Con el empate el Getafe suma 17 puntos y se mantiene en mitad de tabla, mientras que el Celta de Vigo, con 20, se frena en su intento de alcanzar los puestos europeos.