El Celta de Vigo de Nestor Araujo cayó en casa

El Athletic Club sacó la victoria de Balaídos con solitaria anotación de Williams

SAMUEL REYES
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El Athletic Club Bilbao visitó Balaídos en la jornada 3 de LaLiga de España y venció 0-1 al Celta de Vigo donde milita Néstor Araujo, quien a pesar de su labor de sacrificio en un par de jugadas a la delantera no pudo evitar la derrota de su equipo.

La ventaja para los visitantes estuvo en el parado y la intensidad de juego por la cual Williams pudo rematar el pase de Sancet quien recuperó la pelota ante el error de Aidoo para el contragolpe, llegaron juntos pero Iñaki Williams recibió sin marca y sin perder la cabeza cruzó el disparo para hacer el único gol del encuentro.

El Celta manejó el choque durante la primera media hora. Se apoderó de la pelota, encerró al Athletic en su campo, movió el balón con soltura. Las primeras llegadas con peligro fueron un tiro raso de Iago Aspas desde fuera del área, un centro de Nolito que cabeceó desviado Hugo Mallo y un pase envenenado de Aspas a Nolito que despejó Íñigo Martínez cerca del área pequeña.

El equipo de Eduardo Coudet incomodó con su presión al Athletic. Los laterales celestes Hugo Mallo y Javi Galán subieron con frecuencia. Llegadas limpias, envíos al área. Santi Mina cabeceó un centro de Hugo Mallo. Solo le faltó al Celta puntería. Estuvo flojo en el momento de la finalización de cada ataque.

El Athletic resistió firme. Tampoco sufrió en exceso porque la pegada del conjunto gallego fue débil. Se dejó dominar. Su apuesta fue aprovechar algún error celeste o algún contraataque. Un desajuste defensivo del central Aidoo, una de las novedades de Coudet en el equipo titular, facilitó un lanzamiento desde fuera del área de Sancet.

El Athletic mejoró su imagen durante el comienzo de la segunda mitad. Más rápido, con mayor posesión de la pelota, más peligroso. Con solo cuatro minutos, Williams culminó con gol una gran jugada de Berenguer, que colocó un centro tras regatear con un caño a Javi Galán. La sala VOR advirtió al árbitro Mateu Lahoz de un manotazo de Berenguer a Denis Suárez previo al remate de Williams. El gol fue anulado.

El ritmo del partido flaqueó hasta la ausencia de oportunidades. Muchos parones, pequeñas faltas, cambios. Se trabó el duelo. El Celta no lanzó a portería. Quedó bloqueado, sin ideas. Casi ni asomó sobre la meta de Unai Simón, pese a que Coudet fue reforzando el ataque con Cervi, Solari y Galhardo.

El Athletic, mejor organizado, tampoco generó demasiado peligro, salvo, dentro de los quince minutos finales,

Un disparo alto de Williams dentro del área pequeña y varios peligrosos contraataques. Con la defensa celeste adelantada, el conjunto de Marcelino tuvo espacio para correr: Willians llegó sin fuerzas para rematar un contragolpe; mucho más claro, minutos después, fue el que malgastó Villalibre, que falló solo ante Dituro.

*Con información de EFE

Celta de Vigo de Néstor Araujo se salva con empate ante Osasuna