Barça se aleja de LaLiga y los equipos de Madrid no fallan

A falta de dos partidos los colchoneros tienen el campeonato en sus manos y los catalanes se despiden.

RAÚL GARRIDO
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Real Madrid y Atleti están en la lucha mano a mano por LaLiga luego de sacar los tres puntos en la Jornada 36 mientras el Barcelona se ha rezagado tras no poder sacar los tres puntos y está prácticamente descartado por el título en una pelea que será de dos.

El Barça no pudo vencer al Levante que le sacó el empate al minuto 83 luego de venir de abajo ya que los culés ganaban por dos goles en el primer tiempo. Los catalanes se quedaron con 76 puntos en el tercer lugar a cuatro del Atlético de Madrid.

Así ganó Atlético de Madrid a Real Sociedad y está a dos triunfos del título

Los colchoneros no fallaron y le pegaron 2-1 a la Real Sociedad para seguir como líderes con 80 puntos a dos unidades del Madrid y a cuatro del Barcelona, con solo dos partidos por delante.

En Granada el Real Madrid goleó 1-4 con un Luka Modric que fue el mejor jugador del partido. Los merengues quedaron segundos con 78 unidades, a dos del Atlético de Madrid y con la esperanza de poder campeonar aún.

El Barça se despide del título sin estilo pero con goles

CAMINO AL TÍTULO
El Atlético de Madrid depende de sí mismo, si gana los dos partidos restantes, contra Osasuna y Real Valladolid, éste con problemas de descenso, será campeón. Si saca cuatro puntos necesita que Real Madrid no gane sus dos juegos pues en el desempate ganan los merengues.

Real Madrid enfrentará al Athletic Club en San Mamés y al Villarreal, necesita sacar los seis puntos y que el Atleti sume un máximo de cuatro unidades para quedarse con el título.

Barcelona tiene los últimos dos duelos contra Celta de Vigo y Eibar, este último es el sotanero. Para ser campeón tiene que ganar los dos juegos y que el Atleti sólo sume un punto y el Real Madrid máximo tres unidades. Difícil.

Guardado asegura que el Betis tiene firme convicción tras gol