Barcelona tropieza en San Mamés y apenas rescata el empate

El Athletic complicó al Barça que pierde puntos y también a Gerard Piqué.

SAMUEL REYES
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El Barcelona rescató un empate ante el Athletic Club que le complicó físicamente y en la defensa en la jornada 2 de LaLiga de España y donde además, los visitantes terminan perdiendo a Gerard Piqué por lesión.

Desde que saltaron a la cancha el Athletic Club buscó defenderse atacando y tocó la puerta de Neto, pero no encontró gol a pesar de la insistencia y entre el palo, la defensa y el portero se frustraron los ataques.

El partido fue tomando un buen ritmo, pero aunque no había goles, si hubieron entradas fuertes que fueron condicionando al Barcelona pues sus jugadores tampoco podían entregarse abiertamente, pues los locales no iban dar balones por perdidos fácilmente y así se fue temprano Gerard Piqué, con dolencia en el tobillo y con un golpe en el costado.

El partido avanzó y a pesar de todo, Braithwaite se elevó buscando cabecear un balón que terminó en las redes en un remate de García, pero se marcó la falta y el gol no subió al marcador.

Sin anotaciones se fueron al descanso y para el complemento, parecía que el Barcelona saldría con todo, pero por el contrario, el Athletic los recibió con ataques, uno que salvó Araujo desviando la pelota en la línea, pues su portero había salido a una jugada.

Poco después, un tiro de esquina cobrado por Iker Muniaín encontró en la olla a Íñigo Martínez, quien se elevó para cabecear la pelota que hizo explotar las gradas cuando el balón terminó en la red.

Los ataques de parte de los locales siguieron y crecieron en intensidad tras la salida de Gerard Piqué y el Barcelona no encontró la forma de recuperarse y contraatacar, sólo podían amenazar con atacar, pero siempre habían seis defendiendo el área del Athletic.

Barcelona entonces buscó más desesperadamente anotar, Frenkie de Jong hizo un jugadón que no fue gol gracias al larguero, pero rematar no fue la oportunidad que se esperaba porque la defensa del Atletic estaba cerrando todos los espacios.

En un desborde Memphis Depay se escapó por el carril izquierdo, cerró su trayectoria en la persecución de tres rivales y antes de que otra cosa sucediera, soltó el zapatazo izquierdo para cruzar el disparo que empató los cartones.

Frenkie de Jong brilló por su labor de sacrificio, a veces en la defensa, a veces en la media y a veces creando situaciones de gol dando pases y poniendo en predicamentos a los inquilinos de San Mamés.

Lo mejor y lo peor de Ronald Koeman a un año de ser DT del Barcelona