Aleksandr Hleb se retira pero hace una confesión al Barcelona

El bielorruso habló fuerte y no se calló nada después de colgar los botines.

logo

El bielorruso Alexandr Hleb , ex futbolista del FC Barcelona , decidió colgar las botas a los 38 años tras más de 22 de carrera. Brilló en el Stuttgart con Félix Magath y en el Arsenal con Arsène Wenger, pero le queda la espina de no triunfar en el equipo azulgrana dirigido por Pep Guardiola.

”Estoy cansado. Mi organismo ya no se recupera como antes, pero amo el futbol. En cuanto veo un partido por televisión, ya lo echo de menos”, comentó a Efe Hleb desde Minsk, donde anunció hace unos días su retirada coincidiendo con el estreno de una película sobre su carrera.

Cuando se había convertido en la mayor estrella del Stuttgart, Wenger llamó a su puerta. Había otros equipos interesados en sus servicios, entre ellos el Real Madrid, según reconoció su agente en la película, pero el técnico del Arsenal se llevó el gato al agua.

”El Arsenal fue la etapa más feliz de mi vida. Trabajar con Wenger es lo mejor que me podía haber pasado. Apreciaba y apoyaba a cada futbolista de manera personalizada. Siempre se preocupaba por nosotros. Sacaba lo mejor de cada jugador”, reconoció a Efe.

Wenger admite que intentó convencerle de que se quedara y cree que esa decisión fue el mayor error de su carrera, ya que considera que el mundo del fútbol nunca llegó a ver todo el potencial que Hleb llevaba dentro debido su fracaso en el equipo catalán.

”Fue totalmente culpa mía, no de Guardiola. Él hizo todo lo posible para que me adaptara rápido al país y al grupo, y que aprendiera el idioma”, confiesa ahora.

Solo después se supo que los problemas personales -ruptura y divorcio con su primera esposa- son los que impidieron al bielorruso brillar con la casaca blaugrana, más aún cuando fue el propio Guardiola quien le llamó para que fichara por el Barcelona con la idea de que formara un tridente atacante con Messi y Henry. “Yo mismo me comporté como un tonto. El colectivo era muy bueno. Lamento no haber aprendido a hablar español”, señala Hleb, que domina el inglés y el alemán.

*Con información de EFE.