Cimarrones tiene el primer triunfo en la historia de la Liga Expansión MX

Tapatío tuvo un amargo debut en el Estadio Akron en el nacimiento de la competición.

TUDN.MX
logo

El sol salió por primera vez en el circuito de plata para tornar todo dorado, a pesar de las nubes en Zapopan, la esperanza llega para 16 equipos, una esperanza tan pura como el desierto sonorense y tan cierta como el banderazo de cada ilusión: la Liga Expansión MX ya está entre nosotros y los Cimarrones hicieron historia al adjudicarse el primer triunfo en la historia del certamen.

La escuadra de Sonora se impuso por 2-0 a un Tapatío que fue dinamitado más por su falta de precisión (y de suerte) que por el marcador. Cuatro puntos (por la condición de visitante) que se atesorarán en Hermosillo cual cactus guarda celosamente su pulpa.

Hasta en Chivas se esperaba el sol en el horizonte, a cambio, recibió una llovizna (sobre todo al inicio del segundo tiempo) que empañaba el ímpetu rojiblanco. Tapatío regresaba a la división de plata como orgullosa filial después de desaparecer por unos años y tenía la oportunidad, en el Estadio Akron, de otorgar un manifiesto en su regreso, uno que se escuchara por todas las temporadas que estuvo ausente.

Los dirigidos por Alberto Coyote parecían dejar en claras sus intenciones: los Cimarrones tenían la posesión, el dominio territorial y el momento, pero las llegadas eran rojiblancas y, de no ser por el portero Espinoza y la falta de puntería de Sebastián Martínez y Zahid Muñoz, las cosas se hubieran puesto en ventaja para los locales.

Nada más fuera de la realidad. El mini Rebaño echó en tierra sus propias aspiraciones en medio de la génesis de la Liga Expansión MX y permitió a la escuadra sonorense ganar metros y confianza hasta que en el complemento, específicamente a los 59', Juan José Machado sacó un fierrazo con poco ángulo pero imposible de contener para el portero Antonio Torres para decretar la primera celebración en el certamen.

El Tapatío apeló al alma rojiblanca en un estadio que, por más vacío que estuviera, ya tiene el aroma de éxitos en el primer equipo e inclinó el césped a su favor. Dos travesaños se cruzaron en su camino esta vez, todo para que el destino les pusiera un castigo cruel: un penal que a los 82' Adan López se encargaría de finiquitar de forma correcta.

Solo así ambos equipos bajaron los brazos. El "Místico" Pereyra otorgó su aura a Cimarrones con todo y un par de cambios obligados por lesión. La Liga Expansión MX ya nació, cuatro puntos para el norte (por condición de visitante) pero los mariachis tapatíos no sonaron como se esperaba en esta celebración, lo único "sonoro" son las calmadas arenas del desierto sonorense, ahora cargadas con ilusión.