México tiene al alcance su récord histórico de medallas

Con 131 preseas en Lima 2019 y una más asegurada, puede romper récord de Guadalajara 2011.

logo

México está muy cerca de romper su récord histórico de medallas totales en unos Juegos Panamericanos.

El bronce de la selección masculina de futbol fue la presea 130 para la delegación tricolor en Lima 2019, tres menos que las obtenidas en Guadalajara 2011.

Más tarde, Ricardo Vargas sumó la 131, con un bronce en los 1,500 m. estilo Libre de la natación.

Publicidad

A eso hay que sumar una que ya está asegurada, ya que este domingo se celebrará la Final de tiro con arco recurvo femenino, donde el equipo conformado por Aída Román, Mariana Avitia y Alejandra Valencia enfrentará a Estados Unidos.

Además, los arqueros mexicanos jugarán por dos bronces en las competencias por equipo de recurvo mixto y masculino, mientras que Valencia está en Semifinales del torneo individual de arco recurvo, por lo que está a al menos una victoria en dos intentos de amarrar otro metal.

En los 50 kms. de caminata masculina competirán muy temprano Isaac Palma, quien es el marchista americano con mejor tiempo en el año, y Horacio Nava, quien ha subido al podio en esta prueba en las últimas tres citas panamericanas, con una medalla de cada color.

Publicidad

La golfista Alejandra Llaneza iniciará la ronda final del torneo femenino en el cuarto lugar, a un golpe de la zona de medallas y a dos del segundo lugar. En la rama masculina, Raúl Cortés marcha en octavo sitio, pero solo a tres impactos de la zona de medallas, mientras que en equipos mixtos solo dos golpes separan a los tricolores del tercer lugar.

Tres judocas mexicanos saltarán al tatami en la jornada de este domingo: Liliana Cárdenas (-78 kg.), Alexis Esquivel (-100 kg.) y Priscila Martínez (+78 kg.).

Los karatecas Guadalupe Quintal (+68 kg.), Jesús Rodríguez (-67 kg.) y Enrique Estrada`(-60 kg.) también saldrán en búsqueda de una presea.

Basta que ondee tres veces la bandera mexicana este domingo para romper el récord. Una ya está asegurada en el tiro con arco, por lo que, en realidad, se necesitan solo dos más.