Simone Biles sobre ser atleta mujer: "Rezan por tu caída"

La gimnasta de Estados Unidos señaló que tiene más presión por ser deportista y mujer.

TUDN.MX
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La gimnasta estadounidense Simone Biles reconoció que sabe que otros deportistas están pasando por lo mismo que ella, tras hacer público su estado de salud mental, y consideró que se debería hablar mucho más de las salud mental de los atletas, así como las dificultades que ha pasado por ser mujer deportista.

En entrevista para la cadena NBC, la gimnasta de Estados Unidos habló sobre la polémica que surgió debido a que tuvo los reflectores al haber renunciado a varias pruebas de la Gimnasia Artística de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 por tema de salud mental.

"Es difícil ser deportista, pero es más difícil ser una atleta mujer porque todo el mundo reza por tu caída y quiere que lo arruines. Lo que hacemos no es fácil o todo el mundo podría hacerlo.

"Pero también al final del día, no somos sólo atletas o entretenimiento, también somos humanos, y tenemos emociones y cosas en las que estamos trabajando detrás de escena que no les contamos. Creo que es algo de lo que la gente debería ser más consciente", reflexionó.

Biles regresó a la competencia el martes con una medalla de bronce en la final olímpica de barra, tras una semana apartada. Explicó hoy que "la única razón" por la que participó en la barra, al contrario que en las demás finales, es porque el ejercicio no contiene piruetas, "gracias a Dios", dijo.

"En el último momento decidimos cambiar la salida, que probablemente no había hecho desde que tenía 12 años, porque siempre he hecho pirueta desde que tenía 13 o 14 años", indicó.

La imposibilidad de hacer las piruetas, por un episodio de desconexión entre la mente y el cuerpo de la gimnasta, fue lo que llevó a Biles a retirarse de la final por equipos y a no participar en el resto, para evitar daños físicos.

"En la barra el trabajo es fácil. Siempre he podido hacerlo. No pude salir en ninguna otra final, así que fue una mierda, pero pude competir por equipos. Bueno, el único salto que hice fue genial, pero luego, a partir de ahí, fue como ir día a día y ver cómo iba. Para las demás finales, física y mentalmente no era seguro que pudiera hacer las dificultades sin poner en peligro mi salud y mi seguridad", afirmó en conferencia de prensa.

"Tuve que ser evaluada médicamente todos los días y luego tuve dos sesiones con un psicólogo deportivo del equipo, pero he estado entrenando la barra todos los días", dijo.

Simone Biles se mete al podio en la viga de equilibrio