La salud mental vence a la presión en la final de Tokyo 2020; se cuelga la presea dorada.

Novak Djokovic: “La presión es un privilegio. Sin ella no existiría el deporte profesional”.

ADA XANAT LÓPEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Si bien los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 se vieron envueltos en incertidumbre desde que inició la pandemia por COVID-19 un detalle cobró fuerza en la última parte de esta fiesta deportiva y que logró colgarse la medalla de oro por imponerse siempre ante las adversidades: la salud mental.

Precisamente, a raíz de la pandemia de salud que aqueja al mundo se generó un cambio inesperado y radical en los hábitos y rutinas cotidianas de todas las personas, incluidos los deportistas de alto rendimiento, el principal de ellos: el aislamiento social para evitar contagios.

Aunado a la presión de los atletas que vieron cortados sus entrenamientos y que además, debido a la postergación del evento, están compitiendo un año después de lo planeado en sus calendarios de entrenamiento, lo cual también ejerció una presión extra.

Sin embargo, esas vicisitudes motivaron a los deportistas participantes a sacar la casta desde lo más profundo de su ser para conseguir el objetivo principal de su participación en Tokio: la medalla de oro.

El tema de la salud mental en el deporte comenzó a sonar con fuerza luego de que la campeona olímpica Simone Biles anunció su retiro de varias finales para atender algunos problemas de salud mental que presentó desde el comienzo de la competencia, principalmente de ansiedad.

Esta decisión que fue apoyada por su equipo y por todas sus compañeras de competencia, para regresar bien y con todo, en la final de la prueba de viga de equilibrio, llevándose una presea.

“Siento que ahora tengo la suficiente experiencia como para saber cómo debo entrar en la pista”, destacó Novak Djokovic, tenista número uno del mundo, ante la prensa. Y es que 'Nole' considera que la presión es un factor indispensable en la élite.

“La presión es un privilegio. Sin ella no existiría el deporte profesional. Si tu objetivo es estar en la cima de tu deporte, lo mejor es que comiences a aprender a lidiar con la presión y los momentos difíciles, tanto en la pista como fuera de ella”.

Así que, en su última prueba dentro de Tokyo 2020, la salud mental cerró con broche de oro su participación en la justa veraniega, bañada en oro, para prepararse ahora para la siguiente justa veraniega que será en 3 años: París 2024.