Gabriela Agúndez pasa del COVID-19 y la muerte de su coach al bronce en Tokyo 2020

La clavadista mexicana destaca desde los 13 años y venció diversas adversidades para llegar a la gloria.

RAÚL GARRIDO
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Gabriela Agúndez obtuvo la medalla de bronce luego de superar un contagio por coronavirus y tras perder a su entrenador; la presea de los Juegos Olímpicos llega en la plataforma sincronizada de 10 metros junto a su compañera la también clavadista Alejandra Orozco.

La nacida en La Paz, Baja California, participó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, con solo 13 años obtuvo oro y bronce siendo la competidora más joven de la delegación mexicana en colgarse una medalla. Hoy, a los 20 años, ya es medallista en los Juegos Olímpicos.

Agúndez también se llevó el bronce en el Festival Deportivo Panamericano de Clavados, un año más tarde se llevó el oro en la plataforma de 10 metros junto a Karla Rivas en el Grand Prix FINA de Clavados, lo que le valió ser reconocida como Clavadista Destacada de la Federación Mexicana de Natación.

También en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires 2018, Gaby se quedó con la medalla de bronce en la plataforma de los 10 metros y en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 obtuvo la medalla de plata.

Decidió emigrar a Guadalajara para prepararse de cara a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 aunque el camino no fue fácil, pues su entrenador murió, se incendiaron las instalaciones donde ella entrenaba y se infectó de COVID-19.

Su entrenador, Yunieski Hernández falleció en mayo de 2020 tras perder la lucha contra el cáncer luego de que se le detectara un tumor cerebral. La muerte del entrenador cubano fue un golpe muy duro para Gaby a solo un año de la realización de los Juegos Olímpicos.

“Agradezco todas las enseñanzas que me dejó, puedo decir que me siento afortunada de haber sido su alumna, sin duda me quedo siempre con lo mejor y con esos momentos en los que sabíamos que habíamos logrado nuestro objetivo por el cual habíamos trabajado con tanto esfuerzo, luchando siempre hasta el final”, comentó Gaby tras la muerte del entrenador cubano.

Con solo 20 años, Gaby Agúndez ya puede presumir una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos, la segunda para México en Tokyo 2020, pero para ello tuvo que superar antes el COVID-19 y la muerte de su entrenador, cubano Yunieski Hernández.

Mientras dormías: esto pasó en Tokyo 2020 en la jornada del 27 de julio