El sucesor de Michael Phelps, impone nuevo récord olímpico en 100 mts. Libre

Caeleb Dressel superó la marca del australiano Eamon Sullivan en los Juegos de Pekin 2008.

ADA XANAT LÓPEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Con buen paso, en la búsqueda de poder cumplir su meta de conseguir las seis medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, el nadador estadounidense Caeleb Dressel se bañó en oro al adjudicarse este jueves (miércoles en nuestro país), su segundo metal áureo al imponer nuevo récord olímpico en la final de los 100 metros estilo libre con un tiempo de 47.02 segundos, tras rebajar en 3 centésimas la anterior plusmarca olímpica en posesión del australiano Eamon Sullivan desde los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Dressel, considerado como el sucesor de Michael Phelps, logró, con este registro, tomar ventaja en tan sólo 6 centésimas sobre el australiano Kyle Chalmers, campeón hace cinco años en Río, y quien quedó en tierras niponas, en el segundo lugar del podio.

El representante del país de las barras y las estrellas llegó a Tokio con la mejor marca mundial del año, registrando un tiempo de 47.02, salió como un tiro e impuso desde el comienzo un endiablado ritmo que sólo pudo aguantar el ruso Kliment Kolesnikov.

Tal y como demostraron la apenas 10 centésimas en las que Caeleb Dressel, que completó los primeros 50 metros en un tiempo de 22.39, aventajó al ruso Kolesnikov, el vigente campeón de Europa.

Una distancia que Chalmers brazada a brazada comenzó a enjugar hasta parecer en disposición de poder arrebatar el oro a Dressel, que consiguió aguantar el empuje del oceánico y alzarse por tan sólo 6 centésimas con el triunfo con un crono de 47.02.

Completó el podio Kliment Kolesnikov que se alzó con la medalla de bronce con un tiempo de 47.44 segundos, 21 centésimas.