El mexicano Óscar Salazar gana dos bronces como entrenador de Egipto

Se consagró como atleta al ganar plata en Atenas y ahora vive un sueño en Tokyo 2020.

ÁLVARO CRUZ SANTIBÁÑEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El mexicano Óscar Salazar hizo historia en los Juegos Olímpicos de Tokio al ganar dos bronces como entrenador de la selección de Egipto, con lo cual, suma esas preseas a la de plata que ganó como deportista en Atenas 2004 para la selección mexicana.

El triunfo para Salazar está cargado de emotividad, pues en 2020 falleció su papá, Reinaldo Salazar, quien lo entrenara en la selección olímpica junto a su hermana Iridia. El doble bronce de sus atletas tiene dedicatoria.

Óscar Salazar resaltó hace un año en charla con TUDN que decidió irse de México por lo mal que se trabajaba en la Federación de Tae Kwon Do, al grado de perder la motivación y preferir a Egipto. El tiempo le dio la razón y hoy goza de una nueva gloria olímpica en Tokyo 2020.

El primer bronces fue para Hedaya Malak en - 67kg de la rama femenil al imponerse 17-6 a la estadounidense Paige McPherson por 17-6 y así dejar en claro el buen entrenamiento que ha tenido junto al mexicano.

En el varonil también hubo una diferencia marcada en favor del egipcio Seif Eissa en - 80kg, quien venció 12-4 al noruego Richard Andre Ordemann para colgarse la presea de tercer lugar.

El extaekwondoín Óscar Salazar vive un presente glorioso y su método de entrenamiento ha causado furor en Egipto tras los buenos resultados. Hedaya Malak ya había sido bronce en Río 2016 y refrendó su medalla en Japón.

Música de Tchaikovsky en lugar del himno ruso tras escándalo de doping