El atletismo inicia en Tokyo 2020 con figuras a seguir

La vida después de Bolt: hay mucho por ver y posibles hitos a romperse en los Juegos Olímpicos.

FERNANDO VÁZQUEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El atletismo por fin inició en Tokyo 2020, la disciplina sobre la cual, prácticamente, se construyeron los Juegos Olímpicos, la del cuerpo como herramienta y el sudor como parámetro, más allá de los relojes cada vez más exactos acorde con las necesidades para medir con cada vez más precisión el alcance del cuerpo humano.

Atletismo puro y que roba reflectores, la que da sentido a hacer todo más rápido, llegar más alto o ser más fuerte, el lema olímpico sobre el que se rige cualquier competencia posible y que, ahora, busca un nuevo rey: Usain Bolt deja huérfanos a los aficionados de la velocidad después de tres Juegos Olímpicos al hilo.

Eso sí, no todo es nostalgia, el atletismo ha sobrevivido centurias sin Bolt y así seguirá también. Hay muchos hitos todavía por escribir en Juegos Olímpicos más allá del jamaicano y que empiezan a escribirse desde este viernes 20 de julio (29 de julio en México) en Tokyo 2020.

-Primeras competencias de atletismo

La primera jornada del atletismo sólo contiene una final, la masculina de 10.000 metros, en la que parten como favoritos dos ugandeses: Joshua Cheptegei, de 24 años, campeón del mundo y plusmarquista mundial con sus 26:11.00 del año pasado en Valencia, y Jakob Kiplimo, de 20, líder mundial del año con sus 26:33.93 del 19 de mayo en Ostrava.

Pero antes, las velocistas más humildes vivieron su pequeño momento de gloria, cuando a las 9.00 de la mañana tomaron la pista para ganarse un puesto, no en la final, ni en las semifinales, sino, tres horas después, en la primera ronda de los 100 metros lisos.

-Se busca heredero

Los últimos serán los primeros. Como reza el evangelio de San Mateo, las velocistas más modestas de los Juegos fueron este viernes las encargadas de inaugurar la competición olímpica de atletismo en el estadio Nacional de Tokio, que las recibió a gradas vacías por la pandemia.

Durante diez días, hasta el 8 de agosto, el recinto que fue sede de los Mundiales en 1991 acogerá a los atletas de todo el mundo para buscar objetivos que van desde colgarse una medalla hasta el más modesto de recibir el título de "atleta olímpico" por el mero hecho de haber participado.

El programa atlético ofrecerá este martes el primero de sus platos fuertes, la final femenina de 100 metros, y al día siguiente vivirá tal vez su cota más alta en las audiencias, el momento en que será coronado el ser humano más rápido del planeta, el sucesor del ya legendario Usain Bolt, en la final masculina del hectómetro.

-La 'Bolt' que permanece

La jamaicana Shelly-Ann Fraser-Price emprendió el camino hacia su tercera medalla de oro olímpica en 100 metros con una serena demostración en la quinta serie, que remató como ganadora en 10.84 segundos.

Por delante de todas desde el primer metro (dejó los tacos en sólo 128 milésimas), ejecutó una carrera técnica impecable, con la cadera alta y sin descomponer el gesto en un rostro impasible en pleno esfuerzo.

Con su pelo negro natural, a diferencia de los colores con que se tiñó en otros grandes campeonatos, Fraser-Pryce, la más rápida del mundo este año (10.63), no fue, sin embargo, la más veloz en la primera ronda.

-Los hitos por escribir

El atletismo, como siempre, arrojará historias que levantarán muchas cejas, como las de Juvaughn Harrison, estadounidense que buscará ser el primer atleta en la historia en conseguir medalla en el salto de altura y en el salto de longitud.

Tiene tiempos de podio para ambas pruebas, mucho ojo.

Otras historias están reservadas quizás para el final donde Eliud Kipchoge de Kenia intentará realizar la emblemática prueba de maratón por debajo de las dos horas por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos.

No está Bolt, pero aún así, lo mejor de Tokyo 2020 ya empezó.

*Con información de EFE.