Diego del Real, ícono del atletismo mexicano, por medalla en Tokyo 2020

El lanzador de martillo reveló que está solo en el proceso y se representa a sí mismo.

ÁLVARO CRUZ SANTIBÁÑEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Diego del Real es el ícono del atletismo mexicano rumbo a Tokyo 2020 y las posibilidades de ganar una medalla están latentes, aunque el lanzador de martillo dijo a TUDN que es error de novato pensar en las preseas, va por su marca de 78.65 y que lo demás sea consecuencia.

“Eso está presente y me lo han dicho muchas veces, pero te soy bien concreto, voy a representarme a mí mismo, hacer mi jale y mi marca, de un excelente resultado que pase lo que tenga que pasar, sería un error de novato pensar en una medalla, no se gana nada con soñar eso, haciendo una buena ejecución es como uno alcanza un excelente resultado y por consecuencia gana una medalla o un buen lugar, como fue mi caso en Río”.

En Río 2016 Diego del Real estaba ranqueado arriba del sitio 30 y fue cuarto lugar, su 78.65 de abril fue la marca con que Nazarov se colgó el oro aquella vez. El mexicano sabe su potencial y asegura que se representa a sí mismo porque va solo en el camino ante la inoperancia de algunos directivos.

“Al yo ser punta de lanza en una especialidad en que México no había figurado, claramente estamos a prueba y error. Si a eso le sumamos la inestabilidad de algunos entes públicos que andan en otras cosas, haz de cuenta que estamos solitos en este viaje; no me molesta, me gusta, asumo el reto y lo hago mío”.

infographic

Atletas como Fajdek (82.98), Winkler (81.36) y Nowicki (80.78) son los tres primeros ranqueados, Del Real es noveno, pero dejó sobre la mesa un tema de posible doping en algunos rivales, como ocurrió con los rusos, que puede bajarles su marca al llegar sin sustancias a Tokio.

“En mi caso te puedo decir que mi mejor marca en Río era 77 metros y lancé 76, estuve muy cerca, pero sí es muy cuestionable alguien que marca 82 y de repente no pasa ni a la final. Yo creo que es la presión y luego el tema del doping. Hay un país que no puede competir ahorita con su bandera, es un doping sistemático, y no sabemos qué otros países tengan eso, es especular, pero está de pensarse. Cuando uno está todos los días aquí trabajando dices: ¿Cómo le hacen esos? Cómo le hacen para mantener ese nivel todo el año y sin lesionarse. El cuerpo es una máquina y si la forzas truena, entonces ves a esos batos y… o tienen unos métodos de recuperación que nadie conoce, o toman otra agua…”

Diego del Real es el único lanzador de martillo mexicano en Juegos Olímpicos, sentencia que no tiene compromiso con nadie, resalta que pocos lo siguieron después de Río 2016 y en un mes se le olvidará a la gente lo que pase en Japón. Sin presión, por él mismo, busca la consagración en Tokyo 2020.

Diego del Real basa su fortaleza mental en la psicología deportiva