COI busca impulsar la vacuna para atletas en Juegos Olímpicos

La vacuna no es obligatoria, pero tratarán de convencer a los deportistas por salud.

TUDN Y EFE
logo

El Comité Olímpico Internacional (COI) busca impulsar la distribución y difusión de la futura vacuna contra COVID-19 par alos atletas que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Se busca garantizar la seguridad entre atletas, así lo anunció este miércoles el australiano John Coates, quien preside la comisión de coordinación de Tokio 2020.

"Si la vacuna se convierte en una realidad, el COI planteará un sistema para apoyar a los países que tengan menos acceso (al fármaco)", dijo en rueda de prensa Coates, quien añadió que el objetivo es "hacer la vacuna accesible para el mayor número de atletas posibles" y "hacer unos Juegos seguros para todo el mundo".

Coates entiende que el COI no puede imponer el uso de la vacuna entre los atletas que participen en los Juegos, aunque sí hará lo posible por "promover su uso" por todas los medios a su alcance.

Prohibido gritar y hablar en voz alta para Tokio 2020

"Emplearemos a algunos atletas destacados como 'modelos a seguir' para convencer a otros participantes en los Juegos de que se vacunen también", dijo el representante del COI.

El panorama ideal es que los atletas se apeguen a las normativas de seguridad sanitaria que los organizadores están elaborando con vistas a evitar contagios durante los Juegos, dijo Coates.

"Tenemos plena confianza en que los atletas entenderán su responsabilidad a la hora de cumplir las reglas. Queremos quieren asegurarnos de que la Villa Olímpica sea el lugar más seguro de Tokio", señaló Coates.

Entre las normas que planean aplicar los anfitriones se incluye limitar los desplazamientos de atletas a la Villa Olímpica y las instalaciones de entrenamiento, uso obligatorio de mascarilla cuando no se estén ejercitando y la aplicación de pruebas diarias para los atletas y, por ahora, se estima que serían entre 4 mil o 5 mil al día, una cifra que se quiere ampliar para 2021, explicó Coates.

El australiano recalcó la voluntad del COI de garantizar que haya "un número razonable de espectadores" durante las competiciones olímpicas en Tokio, aunque "sin comprometer la seguridad".

Con información de EFE.