¡Felices 59, Tigres!

Tigres, uno de los equipos históricos de México y más competitivos en la actualidad, cumple 59 años de vida

RODRIGO MENDOZA
logo

Todo el mundo de Tigres está de manteles largos porque la institución cumple 59 años de vida. Fue el 7 de marzo de 1960 cuando nació de forma oficial el equipo de la UANL, que se ha ganado un lugar preponderante en la historia del futbol mexicano y que en la actualidad goza del respeto total de sus rivales.

Nace una pasión

El club Jabatos fue el antecesor de los felinos. En 1960 aquel cuadro fue encargado a la Universidad Autónoma de Nuevo León para dar paso a Tigres, que con el transcurso de los años se convertiría en la gran pasión de la mitad del estado.

El Universitario y el ascenso

Su actual estadio fue inaugurado en julio de 1967. El él Tigres consiguió el ansiado ascenso a Primera en 1974, luego de 15 años en la división de plata.

Primeros héroes y primeros títulos

Nombres como los de Carlos Miloc, Tomás Boy, Osvaldo Batocletti, Wálter Mantegazza, Mateo Bravo y Gerónimo Barbadillo, entre otros, están inscritos en letras de oro porque fueron los artífices de los dos primeros títulos de Liga, en 1978 ante Pumas y en 1982 en penales ante Atlante.

El cruel descenso en 1996

El capítulo más negro en su historia fue el descenso en el verano de 1996. Fueron años de malos manejos administrativos los que derivaron en la peor pesadilla para cualquier equipo: perder la categoría.Además, el último clavo en ese ataúd fue puesto por Rayados; aquel 26 de marzo de 1996 el descenso se consumó al caer 2-1 en el Universitario ante la Pandilla.

Tigre Fénix

El equipo pasó un año en la conocida entonces como Primera A. Se regeneró y volvió al máximo circuito al ganar los dos torneos cortos que entonces debutaban.El día del regreso fue inolvidable al ganarle la final a Correcaminos y con el Universitario cantando a todo pulmón "Y volver, volver, volver a Primera otra vez, llegaré hasta donde estés, yo sé perder, yo sé perder, quiero volver, volver, volver".Personalmente, como aficionado y sin ser fanático de Tigres, aquel fue uno de los momentos más emotivos que he presenciado en el futbol mexicano.

Lección aprendida

A su regreso a Primera la institución consolidó su trabajo para nunca volver a sufrir aquella pesadilla. Aunque tendría un par de amarguras más, como perder dos finales en casa que se daban por ganadas, ambas ante Pachuca en el Invierno 2001 y en el Apertura 2003.Pero los nuevos cimientos fueron fuertes y en la actualidad se goza la estabilidad total.

Los años maravillosos

Esos los vivimos actualmente. Comenzaron en el Apertura 2011 al romper con 29 años de sequía en Liga, con el triunfo en la final ante Santos.Desde hace ocho años, gracias al profesionalismo de la empresa que lo respalda y de sus directivos, el equipo se ha convertido en un rival a vencer en el futbol mexicano.Lo respaldan cuatro títulos de Liga en la década (Apertura 2011, Apertura 2015, Apertura 2016 y Apertura 2017), tres Campeón de Campeones (2016, 2017 y 2018) y una Copa MX (Clausura 2014).El tema internacional es el pendiente para el gran club porque ha llegado a tres finales pero no ha podido ganar ninguna: la Copa Libertadores en 2015 y la Liga de Campeones de Concacaf en 2016 y 2017.

La cereza en el pastel

Por supuesto, esa es la final ganada a Rayados en su nueva casa. Aquel 10 de diciembre de 2017 es inolvidable para los Incomparables porque fue una especie de dulce venganza por el descenso de 1996.Tienen su lugar bien ganado en la historia del equipo el técnico Ricardo Ferretti y el goleador André Pierre Gignac, entro otros.Además del francés, aquella noche histórica alinearon Nahuel Guzmán, Luis "Chaka" Rodríguez, Juninho, Francisco Meza, Jorge Torres Nilo, Rafael Carioca, Jesús Dueñas, Javier Aquino, Eduardo Vargas y Enner Valencia, y jugaron como relevos Jurgen Damm, Ismael Sosa y Alberto Acosta.Por lo pronto, los años maravillosos continúan y su afición Incomparable debe disfrutarlos. Así que, ¡felices 59 años de vida Tigres! El futbol mexicano agradece tu aporte y la calidad de tu juego.