Rafael Sobis, exjugador de Tigres, recibió una patada de cárcel

El rival estiró la pierna más de 1.60 metros, golpeó su cabeza y generó herida escandalosa.

DIEGO BENAVIDES
logo

El exdelantero de Tigres, Rafael Sobis, sufrió una patada artera durante el partido de los Octavos de Final de la Copa de Brasil entre su equipo Ceará ante Santos.

Se disputaba el primer tiempo cuando poco antes del descanso, el atacante brasileño intentaba buscar la pelota por los aires con la cabeza cuando Lucas Veríssimo, defensor y capitán de Santos de Brasil, estiró la pierna más de 1.60 metros y le talló la parte trasera de la cabeza con la suela de su botín derecho.

La patada fue imprudente y muy mal intencionada, pues no se trata de karate, sino de futbol y una pierna levantada a esa altura está, totalmente, fuera de proporción.

El futbol sudamericano tiene fama de ser muy intenso y, en ocasiones, los árbitros permiten una gran cantidad de jugadas que en otros países se marcarían como falta y eso fue lo primero que detectó el árbitro, una jugada 'limpia' que solo catalogó como falta, pues únicamente mostró la tarjeta amarilla.

Sin embrago, la escandalosa herida de Sobis en la cabeza llena de sangre, generó que el árbitro recurriera al VAR para revisar la acción y ahí se percató de la mala intención por parte del defensor, ante eso corrigió su error y corrigió con la expulsión para Veríssimo.

El partido finalizó empatado sin goles, pero si se tratara de un deporte de artes marciales, seguramente habría ganado Santos de Brasil.

Zlatan manda mensaje muy a su estilo contra COVID-19