Queda mucha Liga por delante: Memo Vázquez

Memo Vázquez asegura que no hay tiempo para lamentaciones y que solo el trabajo los hará corregir sus errores en una Liga a la que aún le quedan 14 jornada por disputar

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

CIUDAD DE MÉXICO, México, Ene. 24, 2016.- El entrenador de Pumas , Guillermo Vázquez, no está para lamentaciones, pidió olvidar la derrota ante Puebla y reaccionar en el Torneo Clausura 2016 de la Liga MX, al cual le falta mucho por recorrer.

"Pensábamos en casa mantener los tres puntos pero Puebla hizo lo suyo se defendió bien, ahora debemos superar lo más rápido posible esto, queda mucha Liga por delante".

Reconoció que a su equipo le faltó mayor entendimiento en su juego para culminar las jugadas de mejor manera y ahora espera que en el siguiente duelo haya mejoría por parte del plantel.

"Las decisiones no fueron las mejores, había mucha gente de ellos adentro, debemos intentar con más intención y terminar mejor las jugadas, no hubo claridad para decidir mejor, ya pasó y nos queda ver para adelante".

Y añadió: "el equipo no funcionó como normalmente lo hace, no tuvimos el peso del mediocampo para adelante, es la misma gente, incluso, con refuerzos. Espero que el siguiente juego se note una gran mejoría".

VIDEO. Revive los mejores momentos del triunfo de Puebla sobre Pumas en C.U

Guillermo Vázquez espera que Pumas juegue bien desde los primeros minutos y no cuando ya recibió un gol, tal y como sucedió ante La Franja, en un duelo en el que ya no le alcanzó el esfuerzo para siquiera empatar el duelo.

"Los equipos y partidos son más difíciles y complicados por que nos conocen. El equipo tiene que salir desde un principio a buscar la portería rival, no necesitamos que nos metan el gol como en esta ocasión".

El estratega del cuadro universitario señaló que el trabajo y entrenamientos serán la clave para que su escuadra vuelva a lograr los resultados positivos, aunque en apenas tres fechas ya suma dos descalabros.