Empate amargo para los Rayos

Ignacio Ambriz afirma que el resultado en Ciudad Universitaria no lo deja conforme porque el objetivo era meterse a la zona de Liguilla
Lead
Ignacio Ambriz, técnico de Necaxa.
Mexsport
Por: Agencia
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El director técnico de Necaxa, Ignacio Ambriz, reconoció que el empate conseguido este domingo 1-1 frente a Pumas de la UNAM le dejó un sabor amargo, pues el objetivo era conseguir la victoria en el Olímpico Universitario.El hecho de pelear por un boleto a la Liguilla y tener un hombre de más en prácticamente todo el segundo tiempo fueron factores para que los Rayos buscara el triunfo, pero todo quedó en igualada.“Me queda el sabor amargo, pienso que el equipo en el segundo tiempo creó las ocasiones de gol, pero por momentos no pudimos sacar la superioridad numérica en la circulación de pelota, indicó.“Nacho” Ambriz subrayó que la igualada fue mala si se enfocan en la tabla general, ya que los hidrocálidos continúan fuera de la zona de Liguilla, por lo que ahora toca cerrar de la mejor manera el Torneo Clausura 2018 de la Liga MX. Revive las mejores acciones del partido entre Pumas y Necaxa en CU. “Si vemos por la tabla es malo (el punto), teníamos la ilusión que nos podíamos meter al séptimo lugar si ganábamos, no estuvimos finos de cara al arco, pero quedan cuatro partidos, 12 puntos, qué hay que pelearlos, ponernos las pilas para poder lograr la calificación”.Resaltó que abril es un mes importante para los necaxistas ya que además de la Liga MX en la semana se medirán a Santos Laguna en las semifinales de Copa MX, por lo que ahora toca enfocarse en ese nuevo reto.El entrenador adelantó que hasta el martes sabrá si el miércoles ante Guerreros ocupará a los habituales de Copa MX o dispondrá de un equipo con algunos elementos titulares. Sigue el día a día de los Rayos de Necaxa. “Necesito ver que tanta gente se me recupera bien, no me quiero adelantar y hasta el martes cuando hagamos futbol decidiré”, señaló Ambriz, que después se medirá con sus Rayos al América, un equipo que no le genera ninguna sensación.“Ninguno (no le genera ningún sentimiento), me tocó jugar en contra de ellos (América) y ya les ganamos 1-0, es parte de este trabajo un día diriges a unos y luego a otros, tengo amigos ahí, pero hay que cuidar el trabajo”, subrayó.