Especial. Primer título de Necaxa, el equipo de la década

Este domingo 4 de junio se cumplen 22 años de que Necaxa gana su primer título en la era profesional. Un conjunto espectacular que a la postre se gana el adjetivo de 'Equipo de la década' en los 90

MARCO A. GUTIÉRREZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La temporada 1994-95 marcó el inicio de una nueva dinastía en el futbol mexicano. Tras 13 años de su reaparición en la escena del balompié nacional, los Rayos del Necaxa consiguieron su primer título de Liga bajo el mando de un gran estratega llamado Manuel Lapuente.Fue el primer capítulo de una historia escrita por grandes figuras que derrochaban talento en el campo de juego. Nicolás Navarro, José Ma. Higareda, Eduardo Vilches, Octavio Becerril, Gerardo Esquivel, Ignacio Ambriz, Alex Aguinaga, Alberto García Aspe, Efraín Herrera, Ricardo Peláez e Ivo Basay, fue el 11 inicial que en la cancha del Estadio Azteca, el 4 de junio de 1995, se alzó con el título para el Necaxa, que a la postre fue reconocido como "El Equipo de la Década".Una campaña de ensueño en la que además de la Liga, Necaxa también se había coronado en la Copa, tras superar en la Final al Veracruz.El cuadro de los Rayos fue un equipo muy balanceado durante la fase regular. Sólido en sector defensivo y contundente al ataque. Fue el cuarto equipo con más goles anotados (69) y tercero en goles permitidos (38), además de la impresionante marca de 20 partidos consecutivos anotando al menos un gol.Necaxa terminó la fase regular como cuarto lugar en la clasificación con 46 puntos producto de 16 triunfos, 14 empates y 6 derrotas, solo por detrás de Guadalajara (52), América (51) y Cruz Azul (48).Su rival en Cuartos de Final fue Tecos al que venció en los dos partidos. 2-0 en la ida en el 3 de Marzo y 2-1 en la vuelta en el Estadio Azteca para un global de 4-1.En Semifinales la prueba se presentaba complicada, enfrente estaba el Guadalajara , líder del torneo. Fueron duelos muy cerrados. 0-0 en la ida en el Coloso de Santa Ursula, y 1-1 la vuelta en el Jalisco. Al final, el gol anotado por García Aspe en calidad de visitante le dio el boleto a los Rayos a la Gran Final.El Estadio Azteca fue el escenario de los dos partidos de la Final entre Cruz Azul y Necaxa. La Máquina, de la mano de un técnico debutante, Luis Fernando Tena, había dado cuenta en la fase previa del América .En la ida el marcador fue 1-1. Ivo Basay adelantó a los Rayos al minuto 21 y Carlos Hermosillo al 44’ logró la igualada para los celestes. La mesa quedo servida para definir al nuevo campeón del futbol mexicano el domingo 4 de junio a las 17:00 horas.Con arbitraje de Arturo Brizio y con un Estadio Azteca en su mayoría pintado de Azul, Necaxa saltó a la cancha con sus objetivos claros, dejar atrás tres temporadas de fracasos consecutivos en la Liguilla y terminar con una larga espera de 53 años sin ganar el campeonato. Aún vivían del recuerdo de la época dorada necaxista de los 11 hermanos, que entre 1932 y 1938 ganó cuatro títulos de Liga en la época amateur.El juego de vuelta fu de un solo lado. Necaxa fue dominador absoluto. Un disparo al poste de Aguinaga fue el primer aviso de que los Rayos iban por todo.Y al minuto 29 se abrió el marcador. Una gran jugada colectiva que surgió por la banda izquierda. Desborde de Ivo Basay que toca para García Aspe, este pone el balón en el corazón del área que Peláez, con el talón deja en los pies de Aguinaga, que amaga para eludir al portero Scoponi y después ponerlo en el fondo de las redes.Antes de terminar el primer tiempo, Necaxa tuvo la opción de incrementar el marcador; sin embargo las buenas intervenciones del arquero argentino mantenían con vida a Cruz Azul.Nicolás Navarro también fue figura y con una gran atajada, apenas con la yema de los dedos, evito la anotación de Carlos Hermosillo.Y fue a 7 minutos del Final que Ivo Basay con un disparo a las afueras del área a pase de Sergio Zárate liquidaba el encuentro para darle al Necaxa su primer título de Liga en la era profesional.