Barovero vuelve a vencer a Tigres en una final

El actual portero de Monterrey fue fundamental para que ambos títulos, con distintos equipos, se consiguieran

REDACCIÓN
logo

La camiseta a él no le pesa. Con la de River Plate o con la de Monterrey, Marcelo Barovero tiene temple y sabe cómo manejar los partidos, sobre todo ante Tigres. El título que consiguió recientemente en la Concacaf Liga de Campeones es su segundo ante el cuadro felino.Fue en 2015 cuando 'El Trapito' logró el primero. Final de Copa Libertadores. Tanto en el duelo de ida, disputado en el Estadio Universitario, como en el de vuelta, en el Monumental, Barovero fue titular. En el primer cotejo portó el gafete de capitán; en el segundo le bastó con ser el pilar del arco.En ambas finales, tanto de Libertadores como de Concacaf, Marcelo fue vital. Atajó, pero, sobre todo, se quedó sin recibir un solo tanto. Él celebró desde su arco los goles que metieron sus equipos y, de paso, levantó el par de trofeos que, ahora, son 10 ya en su andar.Hoy, ante Tigres, hizo la que, quizá, sea la atajada más legendaria del BBVA Bancomer. A una mano y a ras de campo le sacó un remate de cabeza a André-Pierre Gignac. Marcelo Barovero quedó inmortalizado.

Marcelo Barovero: "Cuando me dijeron de venir, era para salir campeón"

Llegar a Monterrey fue una decisión oportuna para él. Marcelo Barovero agradece la oportunidad, pues significa el cumplir un sueño. El ser campeón de la Concacaf Liga de Campeones lo hace sentirse orgulloso."Cuando me dijeron de venir, era para salir campeón. Había mucho sufrimiento. 10 meses después se logra. De chiquito uno sueña y los sueños me desbordaron. Todos los títulos son hermosos. Hay que disfrutar el estar dentro de la cancha. No es fácil ganar", mencionó el portero de Monterrey al ´término del cotejo en el que su equipo venció 2-1 global a Tigres.El partido no fue sencillo y lo sabe Barovero, pero reconoció, también, que "en los dos partidos hicimos las cosas muy bien; fuimos merecedores". Incluso, dedicó el campeonato a la afición."Para la gente es mucho y fuerte este título. Uno recién llega, pero sabe, cuando se pone una camiseta, sabe el sentimiento y hay que respetar esa camiseta. Lo hicimos de gran manera", aseveró.Como parte del reconocimiento, Barovero recibió la distinción de "Mejor portero del torneo". Esta noche, en el BBVA, hizo una atajada clave al sacar un remate de cabeza de André-Pierre Gignac, quien, a la postre, marcó un tanto.