Mikel Aguirre | Una estrella que se ha ido apagando

Si Giovani hubiera sido un mucho mejor profesional sería recordado como uno de los mejores futbolistas mexicanos de la historia.

logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En el 2005 la selección mexicana sub 17 sorprendió a todo el mundo consiguiendo el título del mundial de dicha categoría con una goleada de tres a cero sobre Brasil en la final disputado en el Estadio Nacional de Lima.

En esa histórica selección de Chucho Ramírez destacaban dos figuras por encima del resto, Carlos Vela, quien fue el máximo goleador del torneo y Giovani Dos Santos, quien consiguió el Balón de Plata, solo superado por el brasileño Anderson (quien por cierto se retiró el año pasado a los 32 años).

Luego de breves pasajes en el fútbol inglés con el Arsenal y el West Bromwich Albion, Vela encontró su lugar el el balompié español, con Salamanca, Osasuna y sobre todo, con la Real Sociedad, donde disputó 250 partidos, anotando 73 goles.

Solo el proyecto del LAFC, quienes le ofrecieron la posibilidad de vivir en una magnífica ciudad, muy cerca de México y de formar parte de una liga que está en constante crecimiento, además de recibir un muy buen salario, hicieron que “Carlitos” cambiara de continente y dejara atrás el “sueño europeo”.

Pero yo me quiero centrar en la otra estrella de aquella histórica selección azteca, Giovanni Dos Santos.

Un hombre que por su parecido físico y su gran talento llegó incluso a ser comparado con Ronaldinho, con quien compartió vestidor en el Barcelona.

Luego de debutar con el Barça en el 2007 de la mano de Frank Rijkaard, Giovani fue vendido al Tottenham por cerca de 10 millones de euros. Parecía que la Premier League era el lugar perfecto para el talento que poseía el nacido en Monterrey, nada más lejos de la realidad.

Apenas 6 partidos en la Premier para ser prestado al Ipswich Town de la segunda división inglesa en enero.

Después de un breve paso por Turquía con el Galatasaray regresó a España de la mano del Villarreal.

17 goles en dos temporadas con el “Submarino Amarillo” donde era titular indiscutible antes de irse (al igual que Vela) a la comidas de Los Angeles para firmar con el Galaxy.

Tres, catorce, seis y tres. Son los goles anotados en cada una de las cuatro temporadas que estuvo Giovanni en Hollywood, de ahí a las Aguilas del América, “el regreso del hijo pródigo”.

Cuatro goles en 42 partidos con los de Coapa sin duda que sus números reflejan lo bajo que ha caído su carrera para un jugador que parecía que iba ser de los mejores futbolistas de todos los tiempos, cada quien es libre de llevar la vida que quiera, pero estoy seguro que si Giovani hubiera sido un mucho mejor profesional, sobre todo fuera de la cancha, sería recordado como uno de los mejores futbolistas mexicanos de la historia, y a lo mejor también como uno de los mejores futbolistas de la historia del Futbol Club Barcelona.

Hoy está sin equipo, veremos cual es su próximo destino.