Que siempre sí: Nápoles va todavía por el 'Chucky'

La directiva del Nápoles mete reversa en su idea de que era imposible juntar a Hirving Lozano y James Rodríguez

REDACCIÓN
logo

Hirving Lozano habría llegado a un acuerdo para ser nuevo jugador del Nápoles por un monto cercano a los 4 millones de euros (4.5 mdd) anuales; sin embargo, todavía no logran convencer al PSV para que baje el precio por el mexicano, tasado en 50 mde (57 mdd), por ello es que la directiva napolitana ha emprendido movimientos de ajedrecista con tal de obtener los servicios del ‘Chucky’.

En primera instancia quieren bajarle el precio a 40 mde (45.5 mdd), aunque se conformarían con que el PSV pudiera rebajarlo a 45 mde (51.2 mdd), para ello el presidente Aurelio de Laurentiis salió a afirmar hace unos días que podrían contratar a James Rodríguez o al ‘Chucky’, pero no a los dos juntos. Nada más alejado de la realidad.

El colombiano está casi amarrado con un primer año cedido del Real Madrid y con una opción de compra de 30 mde, mientras que Lozano ya tiene su acuerdo personal establecido, lo que quiso hacer De Laurentiis es hacerle ver al PSV que tiene otras opciones, que puede haber otras prioridades sobre Hirving para tratar de que reduzcan su precio. Por si fuera poco, el club napolitano está vendiendo a Lorenzo Insigne para tener liquidez por el ‘Chucky’.

De acuerdo al Corriere dello Sport, el Inter quiere a Insigne en sus filas, pero el Napoli lo ha tasado en 80 mde (91 mdd), estarían dispuestos a bajarse hasta 70 mde (79.7 mdd) con tal de asegurar la venta y tener el dinero suficiente para ir por el mexicano. Incluso reporta Il Mattino que el Atlético de Madrid está interesado también en los servicios de Insigne, así que su salida sería factible.

Lorenzo había declarado que deseaba permanecer en el Napoli, pero no es del agrado total de Carlo Ancelotti, además de que las lesiones le quitaron regularidad sobre el cierre de campaña, así que al timonel no le importaría desprenderse del jugador. Lo curioso es que Insigne y el ‘Chucky’ tienen a Mino Raiola como representante, quien buscaba un incremento de salario del primero y acomodar al segundo en el Napoli. Aunque ahora parece que deberá buscarle nuevo club al italiano para que el mexicano, quien sí es del agrado del estratega, termine arribando al club partenopeo.