J. A. Garcia: “La Liga de Balompié Mexicano está agonizando”

No se ha cumplido un año desde su creación y ya hubo desafiliaciones, deudas e incertidumbre.

SAMUEL REYES
logo

La Liga de Balompié Mexicano corre el riesgo de desaparecer a menos de un año de haber sido creada, entre la incertidumbre que ha creado la falta de solvencia económica y la credibilidad de algunos de sus socios.

Te puede interesar: Se burla 'la Momia' Gómez de adeudos en la Liga de Balompié Mexicano.

Francisco Arredondo, colaborador de TUDN presentó en ‘Línea de 4’ su seguimiento de la Liga del Balompié Mexicano.

Victor Montiel encabezó un grupo de ocho empresarios que en enero de 2020 lanzaron la Liga de Balompié Mexicano, promesa de alternativa para nuevos talentos, jugadores, técnicos y árbitros profesionales.

En un inicio con 12 clubes en un modelo de negocio global.

“Debía haber patrocinios globales y donde se tenían que respetar los espacios para jóvenes” dijo José Antonio García, exdueño del Atlético Ensenada.

“Donde íbamos a debutar a jóvenes pero sobre todo tendríamos una televisora donde los afiliados pudiéramos tener un punto de retorno”.

Carlos Salcido fue designado como presidente de la liga y se buscaron exjugadores de futbol para diferentes puestos.

En un principio, los empresarios podían comprar franquicias con valor de cinco millones de pesos cada una y debían demostrar su solvencia económica para ser parte del circuito.

El tiempo pasó y llegaron a juntarse hasta 20 clubes que debían operar con 35 millones de pesos anuales.

Faisanes y Atlético Ensenada fueron desafiliados por diferencias entre los socios de la liga.

Hubo canchas que no llegaban a cumplir con los estándares amateur y faltaban servicios básicos como baños o gradas, se incumplía con lo necesario para ofrecer un espectáculo de primera división.

Muy pronto la inestabilidad financiera de algunos provocó falta de pagos a los jugadores y así llegó la desafiliación de otros dos clubes: Atlético Jalisco y Lobos Zacatepec.

“Era molesto representar a alguien que te venía mintiendo una tras otra” dijo Eduardo Lillinston.

“Imagínate que los jóvenes de 22 años que tienen hijos, llorando lo platicaron, que no tenían dinero ni para comprarle un dulce a su hijo”, continuó.

La televisora que se iba a encargar de la transmisión de sus partidos terminó rompiendo con la Liga por no llegar a un acuerdo económico.

“No hubo forma de que entendieran cómo se maneja esto”, comentó Ramiro Berner CEO de la televisora digital WCN.

“Nos marcó un camino de incertidumbre en la oferta comercial y ahí fue cuando decidimos darles la oportunidad de que no estuvieran con nosotros a la fuerza” dijo.

La Liga de Balompié Mexicano está marcada por la falta de solvencia económica y la credibilidad de socios que provoca una incertidumbre que a menos de un año de haber sido creada corre el riesgo de desaparecer.

¡Qué novela! Liga de Balompié Mexicano sigue limpiando clubes y jugadores