Hugo Salcedo | Se detuvo el progreso en el futbol africano

Sufre un grave estancamiento y que depende más de la fortuna para encontrar alguna gran generación.

logo

El mundial de Inglaterra 1966 tuvo como a una de sus grandes figuras al legendario Eusebio. Deslumbró jugando para Portugal,sin embargo nació en Mozambique.

Con esta fulgurante aparición el mundo entero comenzó a darle una consideración diferente al futbol del continente africano.

En la década del 90, los africanos se posicionaron de gran forma con exhibiciones como la de Camerún en 1990 y posteriormente Nigeria en los Juegos Olímpicos de 1996, donde sorprendieron a los argentinos quedándose con la medalla dorada.

Llegaron figuras de talla mundial como Samuel Eto’o, Didier Drogba y Michael Essien entre algunos otros.

Para el mundial de Sudáfrica 2010 se esperaba el dominio del futbol africano, sin embargo no fue así, solamente Ghana avanzó a segunda ronda siendo eliminados por la selección de Brasil.

Desde ese momento el futbol africano parece haberse detenido, individualmente disfrutamos algunas figuras del más alto nivel como Mohamed Salah o Sadio Mané, sin embargo sus posibilidades de trascender colectivamente parecen más lejanas que el siglo pasado.

Ni siquiera en mundiales con límite de edad son tan dominantes como lo eran hace algunas décadas. En el sub 17 Nigeria sigue siendo el más ganador con 5 títulos, pero en las últimas ediciones hemos podido ver la aproximación de selecciones como Inglaterra, España, Mexico y hasta Suiza.

En la categoría sub 20 es aún más marcada la falta de trascendencia histórica del continente africano. Úncamente Ghana ha logrado levantar el trofeo a lo largo de las 22 ediciones disputadas.

Con todo esto podemos concluir que el futbol africano en este momento sufre un grave estancamiento y que depende más de la fortuna para encontrar alguna gran generación que les pueda hacer trascender y no de una estructura deportiva sólida que nos haga pensar que algún día con esa enorme capacidad física y de resistencia podrán dominar el fútbol mundial.