Hugo Salcedo | La decadencia de un grande mundial

Milan ya no es el club temible que contaba con plantillas de auténtico lujo en Italia y el mundo.

logo

Había una vez un poderoso club italiano cuyos alcances eran ilimitados en todos sentidos, contaban con los mejores jugadores del mundo lo que les permitía estar consistentemente en la disputa de los títulos locales e Internacionales.

Legendarios futbolistas como Gianni Rivera, José Altafini, Franco Baressi, Ruud Gullit, Marcó Van Basten, Kaka, Ronaldinho, Shevchenko y la dinastía Maldini por mencionar tan solo algunos de los que han militado por este legendario club.

En la dirección técnica también han sido gloriosos los nombres de estrategas como Arrigo Sachi, Fabio Capello y Carlo Ancelotti dentro de los más destacados.

Haber contado con estas grandes figuras en la cancha y el banco no habría sido posible sin nombres como los de Silvio Berlusconi y Adriano Galliani el frente de la directiva, estas personalidades comandaron durante muchos años los proyectos exitosos del club.

Publicidad

18 títulos locales, 7 Champions League, 3 copas intercontinentales y un mundial de clubes son tan solo una parte de la gloria alcanzada durante los más de 120 años de historia.

Sin embargo en los últimos años el panorama ha cambiado significativamente. Fue en 2013 cuando Galliani anunció que se despedía del club por discrepancias en el manejo con Silvio Berlusconi, en 2017 las acciones pasaron a manos de un grupo de inversores chinos.

Desde entonces es notable la falta de protagonismo del club rossonero, solamente han logrado una supercopa italiana en 2016, muy lejos de ser el equipo poderoso y dominante de Italia y Europa.

Plantillas con jugadores muy discretos que lejos están de aquellos nombres deslumbrantes, los técnicos también de poco renombre y experiencia.

Publicidad

Hoy el Milán ha dejado de competir, ya no es el Club temible que contaba con plantillas de auténtico lujo en Italia y el mundo.

La decadencia es tan significativa que en esta temporada fue vencido por el Atalanta con una estrepitosa goleada de 5-0, algo absolutamente impensado para el equipo que normalmente propinaba esas derrotas incluso a los más grandes clubes.

Con 38 años y por ahora lesionado, el sueco Zlatan Ibrahimovic es su gran estandarte, un nombre resonante con una actualidad muy lejana de la gran figura que llegó a ser.

Recordamos aquel equipo del Milán poderoso, imponente y de jugadores míticos, valoremos lo que fue y los títulos que alcanzó ya que es posible que esa grandeza no la volvamos a disfrutar en esta institución.