Hugo Salcedo | El arbitraje y su crisis actual

Hoy nos tenemos que conformar con que los árbitros “menos malos” sean los que dirigen los partidos más importantes.

logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Durante muchos años, tal vez incluso décadas, el arbitraje en el futbol mundial tenía grandes referentes en prácticamente todas las confederaciones existentes.

Silbantes de enorme capacidad y personalidad como los tan recordados Pierluigi Collina, para muchos el mejor silbante de la historia.

Algunos otros grandes exponentes como el sueco Anders Frisk, los argentinos Horacio Elizondo y el siempre polémico Javier Castrilli además del Héctor Baldassi, fueron durante muchos años quienes marcaron el rumbo en la materia.

En México sin duda recordamos a los hermanos Brizio, Marco Rodríguez, Gilberto Alcalá y desde luego Armando Archundia, todos ellos se destacaron por su enorme capacidad para dirigir acompañada de una extraordinaria personalidad.

Sin embargo esa notable época de grandes árbitros es historia, hoy el mundo entero vive una crisis absoluta, aquella imponente personalidad y capacidad de decisión ha tenido que ser disimulada por elementos como el spray para las barreras o el video arbitraje, que lo único que confirma es el muy alto porcentaje de error que se observa en los partidos, aún incluso con el apoyo de la tecnología.

Hoy nos tenemos que conformar con que los árbitros “menos malos” sean los que dirigen los partidos más importantes de clubes y selecciones.

No es una cuestión que se haga evidente solo en Mexico, sucede cada fin de semana aún incluso en la ligas más poderosas del mundo.

Como conclusión diría que se extrañan aquellos grandes silbantes llenos de personalidad y carácter, los de hoy se han vuelto simplemente en “pita faltas” sin personalidad ni estilo.