Hugo Salcedo | Directores técnicos, un mal necesario para el futbol

Aparece la mano de los directores técnicos y es ahí donde muere en gran medida el futbol espectáculo.

logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La esencia del futbol es atacar, la naturaleza de este deporte fue siempre pensar pensar en ofender al rival antes que resguardar en defensa, es muy fácil de observar esta circunstancia, en cualquier partido de futbol de niños, todos los corriendo por el balón y siempre hacia el frente.

Sin embargo está condición cambia radicalmente en el futbol profesional, aparece la mano de los directores técnicos y es ahí donde muere en gran medida el futbol espectáculo.

Son ellos los que priorizan defender para después ver en qué grado atacan, sucede hasta en el más alto nivel con técnicos como Tomas Tuchel o José Mourinho entre algunos otros.

Es por esto que le damos tanto valor a lo conseguido por estrategas como Pep Guardiola, Gianpiero Gasperini y en el futbol mexicano Ignacio Ambriz, demostraron que se pueden conseguir cosas importantes siendo ofensivos y espectaculares.

El futbol será siempre el deporte más popular y practicado del planeta, sin embargo está claro qué hay muchos jóvenes a los que se les empieza a hacer más atractivas algunas otras actividades, las plataformas digitales están captando mucha de la atención y esto en gran medida tiene que ver con la cantidad de partidos de fútbol que en el mundo ofrecen todo, menos espectáculo.

Se consiguen ventajas y casi de inmediato se realizan cambios para tratar de preservarlas, es común, así funciona el pensamiento de los técnicos de manera casi generalizada, sin importar si se trata de un partido de liga o competencia internacional, selección nacional o clubes da igual.

Se aproximan dos grandes encuentros en Europa, la final de la Champions League y también Europa League, en ellos se podrá confirmar cómo las estrategias de los técnicos están matando el espectáculo, salvo que algo extraordinario suceda, de estos dos Grandes eventos lo normal sería esperar juegos tensos, disputados, con pocos espacios y oportunidades, así han sido normalmente los partidos de más alta expectativa.

La actualidad del futbol demanda cambios, en el reglamento, posturas de técnicos o tal vez formatos de competencia, se hacen indispensables por qué sin duda el fútbol como un gran espectáculo está muriendo.