Ministro húngaro Péter Szijjártó, llama cobarde a UEFA por sanción tras la Euro

El castigo a Hungría fue por supuestos gritos discriminatorios en Púskas Arena.

ÁLVARO CRUZ SANTIBÁÑEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La UEFA sancionó con tres juegos a puerta cerrada a la selección de Hungría por gritos discriminatorios durante la Euro 2020 y el Ministro de Exteriores, Péter Szijjártó, explotó contra el organismo al que calificó de cobarde.

"La comisión que ha tomado esa decisión es una entidad patética y cobarde. ¡Que se avergüencen!", sostuvo Szijjártó en un breve mensaje en la red social Facebook, aunque no desmintió que hubo gritos racistas en los tres juegos en Púskas Arena.

Los tres próximos partidos en casa de Hungría se jugarán a puerta cerrada, aunque el tercero de ellos queda en suspenso con la condición de que los aficionados no reincidan durante dos años. Deberán pagar multa de 100,000 euros y la afición debe sacar una pancarta que diga #EqualGame.

"Parece que la UEFA sigue utilizando en las gradas los soplones ya conocidos anteriormente (...), que no tienen otra cosa que escribir informes sobre lo que han dicho (o no han dicho) en las gradas. Como en el comunismo: no es necesario tener pruebas, basta la acusación del soplón", agregó el ministro.

Según el líder de la diplomacia húngara, la UEFA no ha sancionado otros casos, como cuando el público usó punteros láser o entró en la cancha, aunque sin mencionar ejemplos concretos. Lo que si destacó es que las gradas del estadio se llenaron y será un recuerdo bueno para todos.

La UEFA aseguró el 20 de junio que investigaba los partidos que Hungría jugó contra Portugal y Francia, por casos como los abucheos y gritos racistas cuando Kylian Mbappé y Karim Benzema tocaban el balón.

EFE

¡Golazo! Hungría sorprende a Francia antes del descanso