Francia 1-0 Alemania: resultado, goles y resumen

Un autogol de Hummels decide el partido más esperado de la Fase de Grupos en la Euro 2020.

FERNANDO VÁZQUEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Era el encuentro más esperado de la Fase de Grupos en la Euro 2020, los colosos del viejo continente en Múnich, pero con un final anticlimático, al menos para el bando germano, un autosabotaje que podría salir más caro de lo que dice el marcador.

Los últimos campeones del mundo se enfrentaban en Múnich y Francia venció por 1-0 Alemania en el debut de ambos equipos en el magno torneo europeo.

Unos 'bleus' imponentes en juego y una 'Mannschaft' impotente en su desarrollo pero siempre con la etiqueta de favoritos, no importa su momento. Los colosos europeos tardaron en despertar a la Allianz Arena.

Y hasta la casa del Bayern Múnich era ad-hoc para lo que ocurría: seis elementos del conjunto bávaro arrancaron el partido, desfile de estrellas y con el foco también en una tripleta increíble e inédita en Francia: Griezmann, Mbappé y Benzema.

Karim regresaba a un partido oficial con Francia y estuvo acorde con la velocidad que ha mostrado el campeón del mundo bajo el mando de Deschamps. La emotividad pasó a segundo plano y el pragmatismo impregnó hasta a Griezmann, sabedor de su nuevo papel con el 'Gato' al lado y hacer más labores de sacrificio que nunca.

Sin importar las críticas en Alemania, Joachim Löw insistió en su parado con tres atrás. 'Jogi' está dispuesto a morirse con la suya en el último torneo que dirige, los últimos días en la banca de la 'Mannschaft'. Eso sí, el plantel entendió la importancia de la obstinación de su técnico y, esta vez, presentó un poco más las bondades de este esquema, sobre todo en el segundo tiempo cuando Kimmich y Gosens pudieron adelantarse más a las líneas.

A los 20' llegó la única acción que definió todo. Kimmich se durmió con un balón hacia Hernández quien mandó centro para que Mats Hummels tuviera una de las acciones más desafortunadas en su carrera al mandar el balón a propia meta.

La intensidad esperada no defraudó, si bien las acciones en las metas escaseaban. Mbappé y Benzema anotaron goles que después fueron anulados de forma justa pero no por ello frustrante, por la calidad del primero y la importancia del segundo. Un autosabotaje alemán dilapidó lo que fue uno de sus mejores partidos en los últimos tres años pero insuficiente ante una Francia impasable en bloque atrás y endemoniadamente rápida en el ataque pero que tuvo que conformarse con un autogol. La gran favorita sigue en pie, y la Euro pinta muy 'exquisité'.