Despreocupa la falta de goles

Tomás Boy afirma que sus jugadores manejan bien la presión de la falta de gol y descarta una “maldición” celeste en el Estadio Azul

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

CIUDAD DE MÉXICO, México, ago. 4, 2016.- Solo una anotación de Cruz Azul en 270 minutos no es motivo de preocupación para Tomás Boy, quien confía en que los goles caerán a su favor en el Apertura 2016.

"Pues es normal, los delanteros viven de goles y si no meten goles se genera una presión; es natural pero los jugadores la manejan bien. El entrenamiento de ayer (miércoles) fue extraordinario, hubo demasiados goles, para mí demasiados, espero que no se los hayan acabado. Los veo intranquilos (a sus jugadores) en el sentido de que están deseando que ya suceda".

Sobre la posible mudanza de La Máquina del Estadio Azul en 2018, Tomás Boy dejó la respuesta en manos de la directiva y descartó una posible maldición celeste en dicho inmueble.

"No creo en la maldición, no creo en esas cositas, la verdad no entran en mi cabeza. No sé qué determinaciones vayan a tomar los altos mandos del equipo para determinar esa parte, lo que creo es que el estadio tiene una cancha fenomenal y es difícil para los adversarios que llegan a jugar ahí".

El Estadio Azul será demolido. Ve la información completa, AQUÍ.

Cruz Azul contará con plantel completo y por la regla 10/8 tendrá que dejar dos futbolistas fuera de la convocatoria ante Xolos, uno de los más perjudicados sería Rafael Baca, mexicano no formado en nuestro país.

"Ningún jugador de los que tengo está descartado, en la parte de péptica me aliviana el trabajo porque tengo muchos jugadores disponibles, pero a Baca lo perjudica en el sentido de que tiene que competir en un nivel diferente, ¿porqué? Pues porque va a ser tratado como extranjero para jugar en la Liga", ahondó Tomás Boy.

Sobre los cuestionamientos de la afición a Joffre Guerrón, el timonel del Cruz Azul manifestó su apoyo al futbolista ecuatoriano.