Especial: Remedio foráneo para mal local

Con la obsesión de terminar su sequía, Cruz Azul descansa su ilusión en el Clausura 2017 en el proyecto del español Paco Jémez, un defensor de las formas para llegar al éxito

logo

El 28 de noviembre de 2016 se hacía oficial la llegada de Paco Jémez a la dirección técnica del Cruz Azul. Los Cementeros echaban por tierra la posibilidad de liarse a entrenadores con experiencia, o militancia, en el medio local y apostaban por la frescura del español para alcanzar lo único que puede sanar su malaria de casi 20 años: un título de Liga. Conoce el día a día del Cruz Azul AQUÍ. Hablar de Jémez es hacerlo de un tipo directo, enérgico y osado, atributos que lo alejan del perfil bajo. Su mejor carta de presentación es el concurso que sostuvo de 2012 a 2016 con Rayo Vallecano. Un equipo que desplegó un futbol dinámico y agradable, que, lastimosamente para su causa, no contó con la reciprocidad que esperaba en las estadísticas.Y es que Jémez tuvo apenas un 33 por ciento de efectividad en esa etapa. Es ahí en donde emerge la personalidad del español para sentenciar que en su lista de prioridades la forma en cómo se consigue un resultado está a la par del mismo. Los proyectos del nuevo técnico celeste se caracterizan, entonces, por ser suicidas, extremos, pero jamás grisáceos, algo de lo que ha adolecido la Máquina en los últimos torneos.Bajo este panorama, Cruz Azul confía en que la tendencia ofensiva, de presión alta incesante al rival, de líneas adelantadas al extremo, de velocidad en la circulación de la pelota, de Paco Jémez, aunada a su falta de contagio de los bloqueos mentales que aquejan a los de la Noria, sean los elementos que provoquen esa catarsis victoriosa tan anhelada.Con esta idea en la cabeza, los Cementeros se despidieron de una cuarteta de sus futbolistas de cara al Clausura 2017: el argentino Jonatan Cristaldo, el colombiano Aldo Leao Ramírez, el canterano Alan Guadarrama y Erick ‘Cubo’ Torres.Mención especial tienen los casos del ecuatoriano Joffre Guerrón y el español Víctor Vázquez, mismos que no entran en los planes del flamante cuerpo técnico cementero pero que no han podido encontrar un club hacia donde partir.En su lugar, y esperando cumplir con las expectativas que no satisficieron aquellos que se marcharon, al menos en el caso de los extranjeros, aterrizaron en la Noria los argentinos Gabriel Peñalba, y Martín Cauteruccio, además del ecuatoriano Ángel Mena y el chileno Martín Rodríguez.El 'Narigudo' viene del Veracruz, en donde jugó de 2015 a 2016. Se trata de un volante de 32 años con mucho recorrido defensivo gracias a su fortaleza física, mismo que adereza con su buen pie, el que le permite participar activa, y creativamente, en la distribución de la pelota. El ‘pero’ en su currículo es su temperamento explosivo, que lo llevó a recibir bastantes tarjetas rojas con los escualos.Por su parte, el ecuatoriano Mena es un tipo veloz, ligero, acostumbrado a jugar pegado a la banda, mas con buen criterio y entendimiento del juego por lo que no se incomoda cuando se le habilita como mediapunta.Martín Cauteruccio es un delantero fuerte, que cubre bien el esférico y suele garantizar una buena cuota de goles por temporada.Mientras que Martín Rodríguez es un futbolista de corte ofensivo, que bien puede jugar como un interior con llegada o un extremo que ofrezca amplitud por las bandas.A manera de recuento, Cruz Azul levanta expectativa por la esencia incisiva de su estratega, por la calidad de sus refuerzos y su obligación, imperiosa, de llevar un título a sus ya polvorientas vitrinas. No obstante, obviar el poder de su plantilla sería una infamia.La Máquina cuenta con uno de los mejores planteles de la Liga MX línea por línea: la seguridad y heroísmo de José de Jesús Corona en el marco; la experiencia de Julio Domínguez, Francisco Rodríguez y Adrián Aldrete en la defensa; el desgaste y dinámica de Rafael Baca, Francisco Silva y Ariel Rojas en el medio campo; el alma del ‘Chaco’ Giménez, y la chispa y vértigo de Joao Rojas y Jorge Benítez al ataque.Así es como se ha tejido la estructura del Clausura 2017 que lucirá Cruz Azul, en su enésimo intento por salir campeón de la Liga MX: llegar a la veintena de años sin hacerlo es una daga que no pueden clavarle a su ya muy lastimada afición.FIGURA A SEGUIR:Jorge Benítez. En lo que será su cuarto torneo como cementero, el 'Conejo' debe consolidarse…u olvidarse de dejar huella en esta institución. Tras un semestre para el olvido, la velocidad, regate y autosuficiencia de Benítez tendrán que darse a notar de forma constante para convertirse en un pilar de Cruz Azul.ALTASGabriel Peñalba, medio, procedente de Veracruz; Martín Rodríguez, delantero que viene del Colo Colo, Martín Cauteruccio, delantero fichado desde San Lorenzo, y, Ángel Mena, delantero, traído del Emelec ecuatoriano.BAJASAldo Leao Ramírez, Jonatan Cristaldo y Alan Guadarrama.PRONÓSTICOCruz Azul se alejará al fin del tono gris con el que vistió en años anteriores. La revolución de Paco Jémez descansará en la calidad de su plantilla y convertirá a la Máquina en un contendiente muy incómodo por el título del Clausura 2017. Consulta el calendario de partidos de Cruz Azul para el Clausura 2017