Así se madruga en tiros penales

Tomislav Mrkonjic sorprendió con un cobro mientras se ataba los zapatos que dejó parado al portero rival.
Se ha copiado la URL