La pasión por los colores

Afición de Chivas y Tigres viven realidades diferentes de cara a la Final; unos con boletos asegurados y otros en la búsqueda misma

ANTONIO QUIROGA
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El olor a Final se huele en cada esquina de Guadalajara, la ciudad capital de Jalisco, pero se más como cientos de aficionados, de todas edades, andan por la calle con su playera o algo distintivo de Chivas , no es un día cualquiera.Pero el sabor de Liguilla se siente más en el famoso mercado de San Juan de Dios donde muchos degustan la famosa birria y tortas ahogadas, comida típica.Aquí un grupo de aficionados del Rebaño Sagrado ya comen ansias por llegar al estadio, entre ellos Diego y Antonio Mota unos hermanos que vienen de la Ciudad de México con 88 personas más.Ellos viajaron 8 horas en la madrugada en 2 camiones partiendo del metro Eduardo Molina, y no sólo gente de la CDMX, figuraban también de Pachuca, Puebla, Tijuana y hasta gente de Nueva Zelanda (Televisa Deportes se dio a la tarea de localizarlo pero no dio con él)."Llevamos 2 años viniendo cada 15 días, no hemos dejado de apoyar, tenemos Chivabono desde el torneo pasado y un contacto de aquí nos compra nuestros boletos"."No hay nervio, viene gente de muchos lados, hasta hay de Nueva Zelanda. Llegamos a la 1 al estadio y hoy prepararemos tortas ahogadas".El otro lado de la moneda es la de Tigres , aficionados que no quisieron revelar su identidad, vienen con la esperanza desde Monterrey para un boleto."Es la primera vez que vengo, quise venir para la experiencia de conocer el estadio y ver a mi equipo en la Final. Nos manejaron un precio cercano a los 3 mil pesos pero sí se me hace alto, que sea el tope. Somos varios y cada quien compraría el suyo".Así, realidades diferentes, luz y sombra, emoción y angustia, las dos caras de la moneda vistas y conocidas en los rincones de Guadalajara a horas previas a la Gran Final del Clausura 2017 .