El amor a Chivas no tiene edad

En la serenata que ofrece la afición de Chivas al equipo hubo "pequeños grandes" corazones dando apoyo

ANTONIO QUIROGA
logo

Para el amor a Chivas no hay edad, muchos de los asistentes la noche de sábado eran niños de menos de 10 años hasta pequeños bebés en brazos.Más de mil personas a las afueras del hotel de concentración de Chivas se dieron cita y cientos más que pasaban en sus autos por las inmediaciones con cámara y gritos de apoyo.Bebés, niños con esa ilusión de ver a su equipo ser campeón por primera vez, de ver finalizados 11 años de ayuno, pero sobre todo la comunión afición jugador.Salieron los jugadores y la locura aumentó; bengalas, banderas, trompetas y tambores amenizaron la velada, una que pocos olvidarán en la memoria y que quisieran repetir en la Minerva este domingo. Sigue el día a día de Chivas de Guadalajara. Los cánticos no pararon durante casi 3 horas que alentaron los seguidores del Rebaño Sagrado a ritmo de "dale, dale, dale Rebañoooo", hasta el peculiar grito de "Chivas, Chivas". No hubo cansancio a pesar del calor que hay en la Perla Tapatía.Los pequeñines que este sábado saltaron, ondearon banderas y cantaron, con ojos de ilusión, con ojos de soñar con ver al Guadalajara campeón.

Aficionados de Chivas en la serenata para el equipo
Aficionados de Chivas. Foto: Toño Quiroga