No debió dejar al Barcelona

Rafael Márquez señala que fue precipitado al dejar al Barcelona por irse a la MLS en 2009; feliz de su vuelta al Atlas

REDACCIÓN
logo

Rafael Márquez, defensa de Atlas, aceptó que se precipitó en su decisión de dejar al Barcelona para jugar en la MLS (liga de Estados Unidos) con el equipo New York Red Bulls, ya que se percató que pese a tener 35 años todavía era capaz de jugar en un nivel superior, en entrevista concedida al diario Marca de España.“Pensándolo con calma me di cuenta de que me había anticipado. En su momento creí que era buena idea irme a Estados unidos y bajar un poco las revoluciones”, dijo.“Al llegar allí vi que quería y podía jugar de forma más competitiva. La verdad es que me arrepentí. Pero bueno, tenía ya 35 años, ya me veían en la recta final de mi carrera... al final acabé yendo al Mundial Brasil 2014”.Rafael Márquez explicó que su retiro de las canchas está cerca, pero lo hará defendiendo al equipo que le dio la oportunidad de debutar en Primera División.“Es un privilegio poder volver a donde empecé mi carrera como profesional. Al final esto es un círculo, como el ciclo de la vida, y estoy encantado de haber vuelto a casa”, estableció en declaraciones a Marca.Así mismo, reconoció lo importante que fue para él jugar con el Barcelona, equipo con el que ganó la Champions League en 2006 y 2009, para ser el único mexicano que lo ha hecho.“Los años más bonitos en una ciudad maravillosa que siempre me trató con mucho cariño. Fueron siete años increíbles en una de las instituciones más importantes del mundo”, sentenció.