Guillermo Ochoa sacrifica todo por el Tri

El portero de la Selección Mexicana, Guillermo Ochoa, señala que es un honor para él representar a su país y valen la pena los sacrificios

RUBÉN SAINZ
logo

El guardameta mexicano, Guillermo Ochoa, habló sobre los sacrificios que los futbolistas hacen durante su estancia con Selección Mexicana para disputar la Copa Oro."Acabo de ser padre por tercera vez, mi hija ya tiene un mes de nacida y solo pude verla por dos días. Esos son los sacrificios que nadie ve, pero al final, cuando levantas el trofeo, hace que todo eso valga la pena”, indicó para Concacaf.comEl objetivo de México es ser campeón y Ochoa apuntó que no es fácil mantenerse en una concentración tan larga como la implica un torneo de la importancia de Copa Oro: "(ser campeón) es la recompensa para todo el esfuerzo que haces. Hay muchas cosas que no se ven. Pasas mucho tiempo en un hotel y no puedes ir a un restaurante a comer o ver a tu familia, no tienes vacaciones”El portero formando en las fuerzas básicas del América explicó lo que se siente ser capitán del conjunto nacional, al haber salido con el gafete por primera vez en una Copa Oro durante el duelo ante Canadá.“Primero que todo, para mí es un honor poder representar a mi país y un honor poder utilizar la banda de capitán, lo cual es una gran responsabilidad y especialmente en una selección como la mexicana”, agregó.