América, 'Más allá del balón'

El cuadro azulcrema continúa con su labor social y visita a niños enfermos de un hospital de la colonia Moctezuma; no quieren más errores en la cancha

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

CIUDAD DE MÉXICO, México, sept. 14, 2016.- Fue una mañana distinta en el Hospital Pediátrico de la colonia Moctezuma, al oriente de la Ciudad de México.

La razón, la visita del América , que mantiene su programa de  labor social llamado "Más allá del balón".

La delegación azulcrema fue encabezada por Ricardo Peláez, presidente deportivo y el técnico Ignacio Ambriz.

Repartieron regalos, sonrisas y muchos se transformaron como Paolo Goltz, quien por un momento dejó la fuerza que lo distingue en la cancha.

"No se siente uno muy bien viendo a tantos niñitos enfermos, la verdad, pero también es una motivación el que podamos ayudar simple y sencillamente con la visita, con un juguete y darles un poco de ánimo a los papás para que empujen a sus hijos, para que se recuperen. Vimos niños en diferentes condiciones, pero primeramente Dios, todos van a salir adelante y ojalá podamos seguir con esta labor social, porque finalmente debemos ayudar a la gente que más nos necesita y la gente que organiza esta labor social también agradecerles porque nos ayudan a ayudar", comentó Ricardo Peláez.

Entérate de toda la información del Club América, aquí

El equipo entrenó este miércoles más temprano de lo normal a puerta cerrada.

Saben que ya no hay boletos en el Estadio Azteca para el partido contra el León y que es la oportunidad ideal para demostrarle al público que ya no se cometerán errores como en el Clásico o en el primer tiempo contra Cruz Azul, destacó Osvaldo Martínez.

“Hemos dejado ir puntos importantes en casa. Esa es la deuda pendiente que estamos teniendo, eso lo estamos hablando, el tratar de cerrar bien los partidos en casa y no dejar ir más puntos que eso es lo más importante, tratar de hacernos respetar en casa. Creo que una vez más vuelve la ilusión de la gente por el simple hecho de que sacamos un partido con mucho corazón que es como la gente quiere ver al equipo".

El día terminó  con una convivencia de Silvio Romero, Bruno Valdéz y Diego Pineda con aficionados en un centro comercial.