De Argentina con Amor para la Champions League

Mauricio Pochettino busca romper una racha negativa de técnicos argentinos en Finales de la Champions League

REDACCIÓN
logo

Tradición e historia, como si de un buen bife o un fernet se tratase. La Argentina vuelve a poner en la Final de la Champions League a un director técnico, una tradición que inició en los albores de esta competición, la máxima a nivel de clubes en el futbol europeo.El Tottenham consiguió este miércoles, y de manera agónica, su pase a la Gran Final de la Champions League después de dejar en el camino al Ajax. De esta forma, el gran duelo en Madrid que enfrentará a dos equipos de la Premier League será la décima ocasión en la que un argentino dirige a uno de los equipos que disputan la "Orejona".Mauricio Pochettino es uno de los técnicos que más han dado de qué hablar en los últimos años. Desde su llegada a Londres, proveniente del Southampton, "Poche" ha hecho de los Spurs un equipo competitivo, que lucha constantemente en los primeros puestos de la Premier League (fue el último equipo 'fuerte' en disputarle el título al Leicester cuando los 'Foxes' fueron Campeones) y, ahora, se convertirá en el sexto estratega argentino en dirigir en una Final de la UEFA Champions League y apenas el tercero en este siglo.El primero en lograrlo fue Luis Carniglia, uno de los artífices del mejor Alfredo Di Stéfano y con el cual ganó la Copa de Campeones de Europa en 1958 y 1959. Poco después, otro argentino conquistaría el doblete, esta vez Helenio Herrera y con el Inter de Milán que levantó el título en 1964 y 1965.De hecho, Herrera fue el último argentino que ha triunfado en la Final de la Champions League después de que la tendencia arrojara cuatro éxitos de forma consecutiva.Juan Carlos Lorenzo es el único en el listado, antes de Pochettino, en dirigir solamente una Final del magno certamen (todos los demás lo han hecho en un par de ocasiones) y también el primero en caer en el partido decisivo en 1974 ante el Bayern Múnich, aunque el título se disputó a tres partidos, única vez en la que hubo un duelo de desempate por la Copa de Europa.Héctor Cúper con el Valencia en 2000 y 2001 y Diego Simeone con el Atlético de Madrid en 2014 y 2016 completan la lista en la que ahora se suma Pochettino quien busca la gloria y, de paso, romper la mala racha de sus compatriotas en la Final de la Champions League.