¿Sería viable una suspensión de la FIFA a Irán?

En aquel país se mantiene desde 1981 la prohibición a las mujeres para entrar a estadios.

logo

La muerte de Sahar Khodayari, una mujer sentenciada por segunda vez a seis meses de prisión por ingresar a un estadio de futbol, volvió a llevar las miradas a Irán.

Desde 1981 está prohibido por el régimen de aquel país el ingreso de mujeres a estadios deportivos, una medida que fue cuestionada en el contexto del Mundial Rusia 2018, cuando aficionados iraníes, hombres y mujeres, desplegaron pancartas para exigir que se revoque esa medida.

Miles de mujeres iraníes pudieron viajar a Rusia para ver a su selección, lo que no pueden hacer en su país.

Publicidad

Khodayari se disfrazó de hombre para ingresar a un estadio en la capital Teherán, fue descubierta y el pasado 2 de septiembre se inmoló en la Corte de Ershad tras conocer su sentencia. Falleció este lunes a causa de las quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo, de acuerdo al portal informativo Rokna.

Decenas de mujeres se lanzan a la suerte de vestirse de hombres y no ser descubiertas para ver un partido de futbol en un país donde sus libertades son mínimas desde la Revolución Islámica de 1979. En este sentido, la FIFA mantiene negociaciones para que el país elimine la prohibición.

Irónicamente, “azadi” significa “libertad” en persa.

Publicidad

El 20 de junio de 2018 se revocó para permitir la entrada de aficionadas para ver en una pantalla gigante dentro del Estadio Azadí el partido entre Irán y España del pasado Mundial. Aún con la disposición, las fuerzas de seguridad se negaron a permitirles el ingreso hasta una hora antes de iniciar el juego.

El 16 de octubre pasado también se permitió el ingreso de mujeres para un amistoso entre la selección local y Bolivia, pero eso no significó el fin de la prohibición, que sigue vigente.

¿Sería posible una suspensión a la federación iraní por esta medida? Lo cierto es que la FIFA se ha propuesto resolverlo por vías diplomáticas, pero ya hay un antecedente.

Sudáfrica fue suspendida ante la FIFA en 1963 por la política del apartheid y su actual asociación de futbol, fundada en 1991, fue aceptada por la FIFA al año siguiente, cuando Nelson Mandela ya estaba al frente de aquel país.

El futbol fue uno de casi una decena de deportes donde Sudáfrica vio suspensiones, incluidos hasta los Juegos Olímpicos, en los que no participó de 1964 a 1988.

Hubo suspensiones particulares también en el atletismo, ajedrez, criquet, golf, rugby y tenis y el deporte motor.

Publicidad

Pero todos estos castigos estuvieron motivados por limitaciones a los deportistas y no a los aficionados.

Por lo pronto, la FIFA busca arreglar esta situación por vías diplomáticas, pues se ha puesto de plazo el 10 de octubre, fecha en la que Irán inicia su eliminatoria rumbo a Catar 2022 en un partido ante Camboya, para que se levante la prohibición.