¡Se acaba la maldición de ‘la copa no se toca’!

Gabriel Barbosa tocó la Copa Libertadores previo a la Final, pero Flamengo ganó a River Plate.

logo

Gabriel Barbosa rompió ese maleficio de tocar la copa antes de jugar la Final y perderla; no sólo quebró esa superstición, sino que incluso fue la figura del partido frente a River Plate tras marcar un doblete que le daría el título, el segundo en su historia, al Flamengo .

Barbosa salió del túnel de vestidores hacia la cancha del Estadio Monumental de Lima, Perú, y no evitó tocar la Copa Libertadores , lo que presagiaba una derrota del Fla a manos de los Millonarios en la Final.

Todo parecía puesto para que River Plate ganara un título más de la Libertadores, ganaba al minuto 14, con gol del colombiano Rafael Borré, pero el ‘hechizo’ se quebró cuando el propio Gabriel Barbosa marcó al 89’ y luego al 92’, ya en tiempo de compensación.

Publicidad

Con ello, Flamengo obtuvo su segundo título continental, el primero fue en 1981, cuando derrotó al club chileno de Cobreloa en un tercer partido de desempate, en el cual ganó 2-0 en el Estadio Centenario de Montevideo, Uruguay.

El antecedente más recordado y actual de que un jugador de algún equipo tocó la Copa y no la perdió la protagonizó el polaco Grzegorz Krychowiak, quien tocó el trofeo en la Final de la Europa League 2015 que el Sevilla ganó al club ucraniano Dnipro Dnipropetrovsk.

Flamengo v River Plate - Copa CONMEBOL Libertadores 2019

Flamengo campeón de la Copa Libertadores 2019

Getty Images

1 / 20