Rusia desmiente dopaje en futbol

Ministro de Deportes en Rusia afirma que 9 de los futbolistas investigados por FIFA dieron negativo en dopaje

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

MOSCÚ, Rusia, ago. 5, 2016.- El ministro de Deportes de Rusia, Vitali Mutkó, aseguró que 9 de los 11 futbolistas investigados por la FIFA como sospechosos de dopaje al ser mencionados por el informe McLaren han dado negativo en los controles.

"Nosotros sólo recibimos las muestras, no los apellidos, sólo el número. La respuesta se la hemos remitido a la FIFA: de once futbolistas, nueve dieron negativo", dijo Mutkó, a la sazón presidente de la Unión de Fútbol de Rusia (UFR), a medios locales.

Por ello, agregó, "la UFR no tiene nada que ver con esto (...) No hay que asustar a la federación rusa con amenazas".

La FIFA anunció esta semana que ha abierto una investigación por dopaje en el fútbol ruso en la que estarían implicados once jugadores, que son citados por el informe McLaren encargado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Se trata de Serguéi Petrov (Krasnodar), Ruslán Kambólov (Rubín Kazán), Pável Solomatin y Serguéi Yevtushenko (Dinamo Moscú), Yegor Generálov (Dinamo San Petersburgo), Iván Kniázev (Riga), Iliá Zúev (Zenit), Mijaíl Mischenko (Sibiri), Yegor Nikulin (Spartak), Kamila Alexéyeva (CSP) y Ekaterina Maslak (Yesisei).

En el caso de la última futbolista, ya fue descalificada durante dos años en octubre de 2014 por violar las reglas antidopaje.

El vicepresidente de la UFR, el legendario futbolista soviético Nikita Simonián, vinculó la investigación con las intenciones de EEUU y el Reino Unido de arrebatar a Rusia el derecho a organizar el Mundial de fútbol en 2018.

En su momento, Mutkó ya negó categóricamente que él estuviera implicado en el encubrimiento del dopaje en el fútbol ruso, como sugiere el informe.

McLaren acusó a Rusia de dopaje de Estado en varias disciplinas deportivas, incluido el fútbol, el atletismo, la natación o los deportes de invierno, lo que le ha costado la exclusión a más de cien deportistas rusos de los Juegos Olímpicos de Río.