Ricardo Otero | ¿Cuándo veremos un club mexicano en la Final del Mundial de Clubes?

Monterrey estuvo cerca, pero fue el equipo mexicano 14 que no alcanza a disputar el título mundial.

logo

Supongo que a nadie sorprende el resultado final del duelo entre Monterrey y Liverpool, pero sí las formas. El club mexicano cayó con toda dignidad y llegó a poner en aprietos al mejor equipo del mundo hoy en día.

Pero al final, Rayados engrosa la lista de las derrotas honrosas del futbol mexicano, que ya sea a nivel de clubes o selecciones, solo se han podido evitar en categorías menores.

Este es el décimo sexto Mundial de Clubes, incluyendo aquella edición de 2000 que se jugó en Brasil, pero con el formato actual, 14 de los 15 representantes de Concacaf han sido mexicanos y ninguno de ellos -tampoco el Saprissa de 2005, pues- ha sido capaz de llegar a la Final.

Publicidad

Parecería una consecuencia lógica por la disparidad de niveles entre las confederaciones, pero África ya metió a un finalista -TP Mazembe en 2010- y Asia a dos, aunque ellos en calidad de campeones del país anfitrión -Kashima Antlers en 2016 y Al Ain en 2018-.

Cero de 15 para Concacaf y Oceanía. Solo pedimos una, pues. Y creo que ahora vale la pena preguntarse qué tan cerca estuvo realmente Rayados de la hazaña.

Contextualicemos: no todos los campeones de Europa llegan al Mundial de Clubes al tope de su rendimiento, pero les ha bastado para al menos meterse a las 15 Finales desde 2005. No es el caso del Liverpool, que ha ganado 49 de 51 puntos posibles en la vigente Premier League y 14 de 18 en la Champions League. Solo perdió una vez este semestre, ante el Napoli por el torneo continental, claro, sin contar la del martes ante el Aston Villa con la Carabao Cup, que por evidentes razones jugaron con plantel alterno y juvenil.

Publicidad

A Jürgen Klopp probablemente se le vaya encima la prensa inglesa por la falta de holgura para ganar este partido, pero lo cierto es que manejó sus recursos con suficiencia. No hay que olvidar que el sábado pasado jugaron en Anfield contra el Watford y el siguiente tendrán la Final del Mundial de Clubes, es decir, tres partidos con un viaje internacional de por medio en una semana.

Sentó de inicio a tres de sus hombres más importantes para darles descanso: Sadio Mané, Roberto Firmino y Trent Alexander-Arnold. Los últimos dos fueron los que sellaron la victoria, con el centro del canterano al brasileño, quien definió para el 2-1. Además, el ingreso del senegalés y la salida por molestias físicas de César Montes desbalancearon lo suficiente a la defensa de Monterrey para que fuera solo cuestión de tiempo la definición.

Dudo mucho que Klopp haya pensado que por solo presentarse en la cancha y por haber visitado Tulum golearían 5-0 al Monterrey, especialmente si decidió solo contar con la mitad de su cuadro titular, pero lo que sí parece haber desestimado es el planteamiento y ejecución táctica de su rival, que prácticamente rozó la perfección.

Al final, tenía a tres de sus mejores hombres disponibles en el banquillo y eso fue lo que marcó la diferencia.

Monterrey explotó al máximo sus recursos, pero cuando el rival te hace correr detrás del balón el 70 por ciento del tiempo, rara vez el desenlace es diferente al que se vio hoy.

Si hiciéramos un power ranking de la Liga MX, indudablemente el número uno es Rayados, al que Antonio Mohamed llegó a cambiarle la cara. Eso tampoco alcanzó.

Publicidad

No creo que sea descabellado decir que esta fue la mejor demostración de un equipo mexicano en el Mundial de Clubes, pero si este fue el resultado a ese máximo potencial, tal vez la realidad es que haya que esperar un golpe de suerte para ver a uno en la Final.