Con resaca por la Euro

Las grandes selecciones de Europa vuelven a la actividad casi dos meses después de la Euro 2016

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

MADRID, España, ago. 30, 2016.- Buena parte de las primeras potencias futbolísticas europeas regresan esta semana a la acción, aún con los recuerdos de la Eurocopa 2016 muy frescos, con una serie de amistosos que servirán para afinar el inicio de la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018.

Entre el miércoles y el jueves se agolpan una serie de encuentros que en algunos casos servirán para iniciar nuevas etapas de seleccionadores, como en España e Italia con Julen Lopetegui y Gian Piero Ventura, que se enfrentarán en los duelos estelares a Bélgica y Francia, respectivamente.

Con la temporada aún en pleno arranque, estos partidos son un reencuentro tras un verano corto y con los ecos de la Eurocopa más que vivos. De hecho, Cristiano Ronaldo, lesionado en la final de Saint Denis, aún no puede jugar ni con su equipo, el Real Madrid, ni con Portugal, que estrenará su primer título continental en un sencillo amistoso frente a la débil Gibraltar en el estadio Bessa de Porto.

Como los lusos, el jueves, Francia, actual subcampeona europea, tiene un choque mucho más exigente en el estadio San Nicola de Bari ante la Italia de Ventura, que ocupó el cargo dejado vacante por Antonio Conte.

Holanda y Grecia, dos de las grandes ausentes en Francia 2016, principalmente el conjunto Oranje, se medirán el jueves en el Philips Stadion de Eindhoven. Una más que interesante prueba para el cuadro de Danny Blind en su intento de redimirse.

Alemania, campeona mundial y víctima en las semifinales de la Eurocopa del mayor acierto de Italia en la tanda de penaltis, aprovechará este miércoles el encuentro ante Finlandia, en el Borussia Park de Monchengladbach, para homenajear a una de sus grandes referencias en estos últimos años como anunció que convocará una vez más a Bastian Schweisteiger.

Mientras que las relaciones políticas entre Turquía y Rusia se hayan vuelto a normalizar, sus dos selecciones volverán a verse las caras después de casi treinta años, en este caso en Antalya y con la obligación de ambos equipos de mostrar una cara muy distinta a la que les convirtió en dos de las grandes decepciones de la Eurocopa.