Real Madrid, tres técnicos en una temporada

Tener tres técnicos en una sola temporada es indigno para un equipo grande; no es la primera ocasión que le ocurre al Real Madrid

REDACCIÓN
logo

El Real Madrid, actual tricampeón de Europa y máximo ganador de Champions con 13, tendrá tres entrenadores en una sola temporada, algo impropio para su estirpe.En el actual curso será dirigido por Julen Lopetegui, Santiago Solari y Zinedine Zidane, que pronto será oficializado.El primero se fue en octubre, después de un inicio irregular y sobre todo por perder 5-1 ante Barcelona en la jornada 10 de Liga; el segundo no pudo enderezar el rumbo y perdió los tres títulos en el Santiago Bernabéu en una sola semana al ser eliminado por el Barça en la Copa del Rey, quedar a 12 puntos de su eterno rival al caer otra vez ante Barcelona y ser humillado por Ajax en la Champions League.Ahora, Zidane, que los hizo tricampeones de Europa y dejó el cargo en el verano pasado, está a horas de ser nombrado de nueva cuenta entrenador.Por increíble que parezca, no es la primera ocasión que un club con la historia del Real Madrid tiene tres técnicos en una sola campaña.

Camacho, García Remón y Luxemburgo en la 2004-2005

Apenas en la temporada 2004-2005 ocurrió con José Antonio Camacho, Mariano García Remón y Vanderlei Luxemburgo.Camacho dejó el cargo apenas en septiembre de 2004 por diferencias con la directiva; tres meses después se fue García Remón por malos resultados; Luxemburgo llegó el 30 de diciembre de 2004 y pudo terminar la temporada en segundo lugar a 4 puntos del campeón Barcelona.En otros tiempos, el Real Madrid también fue dirigido por tres personas distintas en una campaña:En la 42-43 estuvo bajo el mando de Juan Armet Kinké, Pablo Hernández Coronado y Ramón Encinas.En la 90-91 el equipo fue dirigido por John Benjamin Toshack, Alfredo Di Stéfano y Radomir Antic.En la 95-96 estuvieron Jorge Valdano, Vicente del Bosque (estuvo menos de una semana) y Arsenio Iglesias.Caso especial es la campaña 58-59, temporada en la que lograron su cuarta Copa de Europa, porque hubo dos cambios pero el equipo no fue dirigido por tres personas distintas; el argentino Luis Carniglia por problemas de salud tuvo que dejar el cargo a Miguel Muñoz en febrero del 59 para retomarlo en abril y volver a ser campeón del continente.