Real Madrid 1-2 Athletic Bilbao, Supercopa de España: Resultado, goles y resumen

La escuadra merengue cae en agónico y polémico partido; los vascos disputarán la Final ante Barcelona.

FERNANDO VÁZQUEZ
logo

Sin expresión, sin alma, ahora sin Final: el Real Madrid no acaba por definirse en una temporada que ya luce más de bajos que de altos y, ahora, quedó fuera de la Supercopa de España ante el Athletic de Bilbao por marcador de 2-1.

En Andalucía, lejos, muy lejos del Bernabéu o del Alfredo Di Stéfano, pero no más lejos que el nivel óptimo del conjunto merengue que se ha vuelto tan impredecible como tratar de lanzar una piedra a un barranco y calcular el punto en donde caerá.

Los de Zinedine Zidane volvieron a lucir desconexos entre líneas, aunque la calidad de la plantilla muchas veces maquilla las falencias más evidentes de un equipo que sufre de nueva cuenta a pesar de su pedigrí.

Raúl García emergió entre la manada de 'Leones' para comandar la hazaña y abrir el marcador a los 18', el Athletic estaba en su zona preferida, con la ventaja en el marcador y la desesperación del rival.

El conjunto blanco perdía poco a poco la noción del encuentro, pero nadie más que Lucas Vázquez, quizás el principal villano para esta ocasión, con buena parte de responsabilidad en el daño proveniente de los vascos que lograban el segundo gol vía penal y Raúl García firmaba doblete.

Demasiadas emociones en Málaga, pero no las suficientes: el Real Madrid se enfrentaba ahora a un drama que solamente el VAR puede dar. El videoarbitraje fue protagonista en jugadas puntuales para los blancos quienes se beneficiaron con la decisión en el gol de descuento de Karim Benzema pero vieron cómo otras acciones iban para atrás.

Después de dos balones al poste, varios tiros apenas por afuera y rezos infinitos del Athletic, el momento culminante del encuentro llegó en la compensación con un posible penal sobre Sergio Ramos quien había intentado un escorpión de fantasía. Vesga también fue acusado por posible mano. Sí, el VAR detuvo el aliento de propios y extraños, la exhalación vino ya con el rechazo a otorgar el penal por posible infracción, polémica servida y los 'leones' van, con la mitad de su melena, a la Final de la Supercopa ante el Barcelona.