Raúl Méndez | También cuando habla es HurriKane

En tiempos donde el “One-Club Men” está en riesgo de extinguirse, Kane está en su derecho de buscar otro equipo.

logo

En pleno confinamiento la tecnología hace posible la interacción a distancia para sentir que seguimos siendo parte de algo.

Además, alcanza un determinado valor cuando los que establecen ese diálogo están abiertos a hacerlo con franqueza, sin candados y libres del responsable de “comunicación” que, en términos prácticos, sería de “no comunicación”. Su trabajo es otro: blindar.

Así fue como Harry Kane se sinceró con Jamie Carragher, hoy uno de los referentes en el análisis del “football” en Reino Unido y que mostró sus dotes de entrevistador.

Ante la pregunta de si se ve en Tottenham hasta el final de su carrera, Kane respondió que dependería si los Hotspurs van progresando o se dirigen en la dirección correcta.

Publicidad

Y pegó el huracán...

Los fans de los del norte de Londres cayeron en pánico. Mourinho de por sí lo está extrañando desde que cayó lesionado y se perdió la eliminatoria contra RB Leipzig y de Daniel Levy no se sabe si existe preocupación o ya cuenta los más de 150 millones de euros que estaría ingresando a las arcas del club como sucedió años atrás con Luka Modric y Gareth Bale.

Clubes como Manchester United, Juventus y Real Madrid pagarían eso y más. Del City y PSG ya ni hablamos lo que estarían dispuestos a ofrecer.

En tiempos donde el “One-Club Men” está en riesgo de extinguirse por la escasez de miembros, surge una nueva esperanza si en el futbol inglés entra en vigor el Brexit, lo cual obligaría a los clubes a recuperar los talentos de sus canteras.

Publicidad

La base de jugadores sería nacional, principalmente con jugadores hechos en casa.

En la primera jornada en la historia de la Premier League apenas once futbolistas extranjeros jugaron. A más de veintisiete años de distancia, las cifras no pueden compararse en una liga global, pionera en ese sentido, que todos quieren emular.

Entre las preferencias y los sueños de entrenadores y jugadores está llegar a Real Madrid o Barcelona pero después, por el nivel de competición, quizá alguno de los Big Six de la Premier por encima de Juventus, Bayern o PSG.

Todavía con la apuesta por el talento local, en los próximos años no está asegurada la permanencia de esos jugadores hechos en casa especialmente para los clubes pequeños, incapaces de retenerlos frente al acoso de los grandes, ya sea de Inglaterra o Europa.

En esos grandes dar lugar en el primer equipo a los canteranos es casi imposible. Las plantillas están repletas de internacionales en todas las posiciones. Es un proceso de larga duración.

Al Tottenham se le cuestionó por no fichar para ser más competitivo, pero el éxito de Levy y Mauricio Pochettino fue retener a sus figuras mejorándoles el contrato hasta donde fue posible.

Las salidas de Poche y Eriksen fueron el primer paso del adiós a un proyecto que apostó por el talento joven y nacional con el que estuvo cerca de ganar la Premier y reinar en Europa.

Kane está en su derecho, aunque no guste a los puristas o románticos, de considerar la salida para pelear por campeonatos. Además, está por cumplir los 27 años.

Publicidad

Hasta la próxima semana. Cuídense mucho, por favor.