Raúl Méndez | Clase 97 con miras a Tokio

Notorios futbolistas a nivel internacional pueden perfilarse para buscar una medalla en los Juegos Olímpicos.

logo

Como una medida esperada fue la decisión de FIFA de permitir a los nacidos en 1997 seguir elegibles para disputar los Juegos Olímpicos el próximo año.

Al no ser una competencia oficial en el calendario internacional no existe obligatoriedad de los clubes para ceder jugadores.

De ahí que la gestión de los directivos mediante el cabildeo y los compromisos futuros de no llamarlos a la mayor cuando sus equipos tengan algún juego clave, así como el deseo de los propios futbolistas de participar en la máxima justa deportiva y pelear por una medalla en algunos casos, haga cambiar de opinión a quien se encargan de su sueldo.

Falta todavía conocer a los dos representantes de Concacaf para completar a los dieciséis participantes en Tokio, pero aquí van los principales exponentes de la Clase 97:

Lautaro Martínez (Argentina)

En la renovación de la selección mayor junto a Paulo Dybala, Lautaro debe perfilarse como escudero de Messi en los años que le restan y luego tomar la estafeta. Letal en el espacio largo. Ha conformado una dupla explosiva con Romelu Lukaku en el ataque del Inter de Milan.

Si no marcan se le viene la noche a Antonio Conte que en el invierno trajo a Eriksen, Young y Moses para la generación de juego. Se alejaron de Juventus y Lazio los desplazó en la lucha por el scudetto.

Gabriel Jesus (Brasil)

Casi nulas opciones porque integró la selección que le dio a Brasil su primer oro olímpico en Río de Janeiro hace cuatro años.

Su momento de forma es indiscutible. Es un frío definidor, rápido y siembre en la posición correcta. Alterna la posición de ataque con Sergio Agüero en el Manchester City y también cumple cuando Guardiola lo abre a la banda.

Mikel Oyarzabal (España)

Regular en las convocatorias de la Roja tanto con Robert Moreno como con Luis Enrique. A la marcha de Vela, Oyarzabal se convirtió en el referente de la Real y hoy pilar junto a Odegaard y Merino en el equipo que tal vez practica el mejor futbol de la Liga. Extremo con gol aunque también capaz de llegar por el centro con un juego más pausado.

Ousmané Dembelé (Francia)

Es abril del 2020. Si en abril del 2021 está libre de lesiones o de indisciplinas que le provoquen lesiones, Dembelé podría ser un gran socio para Kylian Mbappé que sueña ir como refuerzo a Tokio.

Del extremo del Barcelona sólo chispazos de una carrera limitada a su año de explosión en el Rennes y a la campaña siguiente en el Borussia Dortmund. No ha comenzado a rentabilizar los 145 millones de euros que costó.

Otros jugadores destacados de la Clase 97 son Lucas Tousart, Theo Hernández, Christopher Nkunku y Marcus Thuram (Francia); Suat Serdar y Florian Neuhaus (Alemania); Pau Torres, Carlos Soler y Borja Mayoral (España), así como Richarlison y David Neres (Brasil).

Ahora bien, si Brasil lleva todo lo que tiene a la mano pinta para Bicampeão. Sumen todavía a Vinicius, Rodrygo, Militao, Lodi, Emerson, Paquetá, Paulinho, Matheus Cunha, Dodó y Bruno Guimaraes.

¿Hace cuánto Brasil no reunía tanto talento en Sub-23? Bueno, Sub-24. Y todavía faltarían los tres refuerzos mayores.

Hasta la próxima semana. Cuídense mucho, por favor.