Rashford lucha contra la pobreza infantil en Reino Unido

El futbolista del Manchester United asegura que hay 2.5 millones de niños que sufren para comer a diario.
placeholderLead
CLIVE BRUNSKILL/POOL/AFP via Getty Images
Marcus Rashford
Por: Raúl Garrido
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El jugador del Manchester United y la Premier League Marcus Rashford continúa su lucha contra la pobreza infantil y asegura que la situación está empeorando, en lugar de mejorar en el Reino Unido.

Rashford, quien recibió un título de manos de la Reina Elizabeth por su lucha contra la pobreza y el apoyo de la afición inglesa contra el racismo ante Andorra, ha delineado también las líneas de actuación que pretende llevar a cabo para atajar un problema que afecta a más de 2,5 millones de niños británicos.

El jugador del Manchester United quiere que las comidas gratuitas que ofrecen los colegios estén disponibles para todos aquellos niños entre 7 y 18 años en los hogares que no lleguen a unos ingresos de 20.000 libras anuales, conseguir financiación para las actividades que realizan los niños en época vacacional.

Además, el futbolista inglés pretende aumentar las ayudas a los hogares con mujeres embarazadas y niños menores de cinco años y mejorar la inversión en campañas de comunicación que se centren en destacar la importancia del programa que provee de cheques de comida para comprar leche, fruta y verduras.

El objetivo de Rashford, que se crio en una familia de bajos recursos y ha alzado siempre la voz para erradicar la pobreza y mejorar la educación de los niños, es que el Gobierno apoye estas medidas y las financie. Según datos de la fundación "The Food Foundation", un 17 % de los hogares con niños sufren inseguridad para alimentarlos.

"Todo el país apoyó a la selección inglesa este verano, así que pongamos estas cifras en términos futbolísticos: Puedes llenar 27 estadios como Wembley con los 2,5 millones de niños que sufren para saber si podrán comer hoy", cerró Rashford.

placeholder
Afición inglesa en Wembley: “No hay lugar para el racismo”